27/12/10

ID DE PUERTA EN PUERTA

Suena el timbre de la puerta. Abres distraidamente y te encuentras plantadas a dos personas sonrientes. Enseguida sabes de qué van. Uno mayor bajo lleva la voz cantante. El otro alto, joven, es el discípulo.

En un principio iba a largarlos amablemente, pero como no tenía mejor cosa que hacer, opté por entrar al trapo. Escuché los tópicos de siempre basados en esa gran obra que es la Biblia, libro magistral donde los haya, que contiene las esencias mismas de la verdad revelada. Palabrita de Dios, oiga. De todo lo que se dijo, lo que más me llamó la atención fue su alegato sobre la existencia de Jesús de Nazaret. "¿Usted sabe si existió Napoleón?, pues Jesús igual". ¡Que gran argumento! Casi me caigo "pa trás". Como San Pablo pero al revés. Y de ahi iba fluyendo todo lo demás en una alocada concatenación de causa-efecto que no voy a reproducir porque me da la risa.

Dejé que expusiera e insté al joven a lo mismo, ya que el maestro no le daba ocasión de intervenir y se tiene que ir curtiendo.

Me extrañó lo respetuoso que fui. Primero escuchando y luego contraargumentando. Sobre todo incidí en el joven para que reflexionara con espíritu drítico, pues aun está a tiempo de ´salvarse´.

De lo que no me di cuenta es que, durante el tiempo de charleta, estaba con la puerta abierta de par en par.
Se enfrió la casa y me enfrié yo

Tal vez la conclusión sea que hablar de religión es perjudicial para la salud. Salud.

17/12/10

IGUALES ANTE LA LEY

¡Qué extraña interpretación de las leyes lleva a resultados dispares! Me refiero al acoso y persecución internacional a los que se le somete estos días a Julián Assange, fundador de Wikileaks, y el placentero destierro del que goza Roman Polanski.

Mismo hecho, distintos resultados. No puede ser. Falta otra variable. Tal vez sea que Assange está tocando algunas narices muy sensibles.

10/12/10

SUEÑOS ROTOS

Sorprende el estado oficial de alarma creado como consecuencia de la huelga encubierta de los controladores aéreos.

No han sido necesidades económicas, el paro, el incremento de impuestos, los recortes del estado de bienestar o todas esas cosas que crean alarma real en personas y/o colectivos. No, ha sido algo tan ´prescindible´como el dinero de un viaje unido a la ilusión de unas vacaciones.

Parece que influyen más los sueños rotos de las personas afectadas que el paro de 4´5 millones, que la angustia de la violencia de género, la inseguridad de un puesto de trabajo, etc.

Tal vez la clave está en que este estado se ha producido como una ciclogénesis explosiva.

6/12/10

33 MILLONES

Desde que creé el blog venía pensando en cual sería mi primer comentario. El tema a tratar. Quería que fuera algo de importancia, contundente. Una denuncia de aquello que, para mí, tiene prioridad en solucionar. Ya se que eso es la gente que se muere y en una situación ´normal` no debería haberlo hecho, Es decir, los que mueren de hambre, de una enfermedad curable, en conflictos bélicos, por una paliza, en el trabajo o en un accidente.


Pero quería darle otro enfoque.Estas situaciones parten de algo. Tienen otras causas. Son consecuencia siempre de intereses bastardos, mezquinos, egoístas, de dominio, de todo lo peor que todos llevamos dentro más o menos desarrollado, más o menos controlado, más o menos consentido o alimentado. Quería hablar de violencia; de la de género y de la armada; de tortura, de explotación, de sectas y religiones; de pueblos sin estado; de miseria material y moral; de abuso de poder, de dominio y control.


Estas divagaciones me han llevado un mes largo sin una decisión. Hoy he leído una noticia en la prensa y me he decidido. Es lo que voy a comentar porque, quizás, en ella misma se encierra todo lo anterior. La noticia decía que "un curioso diamante de color rosa de 24 quilates ha alcanzado los 33 millones de euros en una subasta realizada por Sotherby´s en Ginebra (Suiza)". Un detalle de 33 millones en tiempo de crisis. ¿Quién dijo crisis? dirán quienes han provocado la actual crisis económica. Porque tengo para mí que alguien se está forrando. Este sistema de economía de mercado -léase capitalismo puro y duro- es insostenible tal y como deviene. Los recursos, los bienes, el mercado, no son ilimitados. Por eso hacemos (hacen) un ajuste para que todo siga igual, es decir, para que los mas ricos, mil o cinco mil no o sé, los que acaparan el poder real sigan su ritmo depredador. Para eso hay que quitar a alguien y como a los pobres no se les puede exprimir más, creamos nuevos pobres. Hay demasiado aburguesado instalado cómodamente en la clase media. Pues ¡hala!, bajo salarios, subsidios, pensiones, subo impuestos y exijo más productividad con la amenaza de que puede ser peor. Les sigo enseñando los oropeles para mantener el consumismo y les presto dinero (en realidad su dinero) para tenerlos bien agarrados con el endeudamiento infinito. No falla. Me hacen el juego y no quieren experimentos que no les pueda quitar su ´stablishment`. Y para eso me valgo de unos gobiernos pusilánimes y de un grupo de gentes (pon aquí los que quieras): policías, jueces, directivos, ejecutivos, jerarquía eclesiástica, periodistas, trepas, sindicatos, gente sin escrúpulos, todos necesarios para la ejecución de mis planes, cada uno con sus justificaciones y alguno con sus contradicciones.


Y vuelvo a lo del diamante. ¿Cuánto hay que tener para desprenderse de 33 millones. Si el salario medio en el estado español en 2010 era de 21.500 €, me pregunto cuánto está dispuesta o puede gastarse una persona que quiera regalarse un capricho. ¿El 10 % de su salario anual?. Mucho me parece pero, bueno, puede ser así con esfuerzo. Para que a alguien le sobren 33 millones, ¿cuánto tiene?, ¿cuánto gana?, ¿qué ha hecho para acaparar semejante fortuna?. Y ese es el quid de la cuestión, cómo lo ha conseguido, a costa de qué y de quién, cuanta miseria ha dejado por el camino, qué moral rige sus actuaciones.


Para terminar me pregunto, no ya si esta situación hay que cambiarla radicalmente, que sí, sino cómo y cuándo lo haremos.

10/10/10

INICIO Y SALUDO

Cuando tenía 15 años inicié mi primer y único diario que he tenido. Por supuesto en papel. Estaba de moda entre mis compañeros y no iba yo a ser menos. Ahora el formato es el blog y me apunto el carro.


Entonces contaba cosas solo para mi. Ahora lo extiendo a quien quiera escuchar (en este caso leer). No tengo muy claro qué pondré ni cómo. Iremos viendo, pero creo que subsiste la primigenia idea que no es otra que contar. Contar cosas que han pasado o pasan; a mí o a otros. Cosas que veo o que siento. Opiniones profundas o ligeras. También chorradas. Todo sin compromiso de continuidad y con la relativa ´inmunidad` que me da el anonimato.


Saludo a quien por casualidad pase un día por aquí y se detenga un instante. Le agradezco de antemano si deja un comentario.


Salud.