2020-10-14

EL FUEGO ILUMINA LA NOCHE

 

COMENTARIOS al Relato presentado en EL TINTERO DE ORO de acuerdo con las premisas del cartel. Se puede leer punchando AQUÍ o en la pestaña superior RELATOS CORTOS.


             

56 comentarios:

  1. Una de las cosas fascinates ahora que estamos explorando el mundo de los sicopatas, es el recuerdo del primer asesinato, parece ser ese "ritual" es lo que los hace convertirse de persona comun y corriente en un ser nuevo.

    Excelente relato.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Hugo. Pues no había reparado en ese ritual. En mi relato, desde luego, está el recuerdo de la primera vez. Puede ser como la primera vez que se hace el amor.
    Te devolveré la visita. Gracias por pasarte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón el compañero Hugo Carranza cuando te comenta que el recuerdo del primero de una serie de crímenes, parece ser que marca una pauta.
    “Fuegos fatuos" me habría gustado como título. Me quedo con la denominación como resumen de la profunda reflexión a la que se auto inflige el sujeto de tu historia, inflamación de ciertas materias en putrefacción, que metafóricamente hablando, podría ser el resultado de su vida aparentemente tranquila y anodina en la superficie, podrida en sus raíces.
    Un relato bien estructurado. Una introducción con un primer fragmento para ponernos en situación de una vida ordenada, y bajo ella, bajo el orden establecido, la corriente de pulsiones que conforman al asesino.
    Durante todo el relato flota la sensación de náusea, el desasosiego, la pereza del vivir por los conductos reglamentados, salvo el momento de “gloria” a la que está abocado, o el cree que lo está, (lo que viene a ser lo mismo), el pirómano psicópata.
    Me ha parecido un trabajo excelente, Isan. Se nota el trabajo. Te doy la enhorabuena, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tara. Tenía dudas si mandar el relato, pero solo por leer tu comentario ya merece la pena. Tienes la pericia de sacar el lado bueno y adornarlo más. El título que dices tampoco le quedaría mal. Gracias por la enhorabuena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ahhh, buena idea la de la frase final del "pinche" libro :)

    ResponderEliminar
  5. Hola, Isan. También a mí me ha parecido muy buen relato. Un gran personaje y una historia muy trabajada, como dice Isabel. Felicidades y mucha suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marta. Gracias por tu comentario. Suerte también para ti.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Al fin, Isan! Ya dudaba de que fueras a enviar algo. Bueno, ha valido la pena y como dice Marta se nota que es una historia muy trabajada. El personaje, tremendo porque de día hasta se podría ser amigo de trabajo o familia. Me da miedito porque me hace pensar quíen realidad no sabemos con quién nos relacionamos. La idea de título de Tara me gusta. Me alegra mucho que participes en el Tintero. Siempre me gusta leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juana: Te alegras de que participe y yo de que me comentes. No creas, andaba pillado de tiempo entre leer el libro, documentarme sobre los psicópatas, escribir en literautas y perfilar este relato (añadiendo lo habitual). Además la pluma de Jim Thompson me estaba apocando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola, Isan. Me ha gustado mucho el relato, no solo por lo bien perfilado de tu psico sino por la forma de narrar. Me gusta tu título, me hace pensar que ese fuego ilumina la noche de esa mente transtornada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna. Efectivamente, ese fuego me parece evocador. Luego me paso por tu relato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Gracias, Isan, por participar con tu relato en esta edición del concurso dedicada a Jim Thompson y su 1280 Almas! Un abrazo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por estas propuestas tan interesantes. Sin ellas es seguro que no nos meteríamos con estos temas.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Un buen retrato del personaje psicópata, Isan. Muestras la falta de empatía del sujeto con las victimas elegidas. Da lo mismo la posición social. Y la conclusión final de la historia es muy lograda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen. La ausencia de empatía es lo primero que se nota en estas patologias. Con la conclusión estuve dudando bastante hasta que me decidí por esa y luego me pareció oportuno añadir el final de 1280 almas en una especie de tributo y porque le iba al pelo.
      Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Gran relato, Isan. Con el desprecio presente en gran parte de las líneas de la historia, por la vida desgraciada de los demás, partiendo de él mismo como si fuese el mejor por haber tenido la suerte de vivir un poco más cómodo económicamente. Desprecio que le lleva al límite de su asco y lo lleva a desahogarse mediante el fuego. El fuego purificador, que limpia todos los males, todas las desgracias y errores, que dentro de su insanía, él supongo que estaba convencido de que hacía lo correcto. Como todos los sicópatas.
    Mientras lo leía era como si me lo estuviera contando a mí el personaje, no osaría interrumpirle, ya que está escrito sin pausa, pero sin prisa. Sin las pausas de diálogos, sin las prisas de aumentar el ritmo de la escritura. Lo veo con mucho valor, porque atrapa.
    Un saludo Isan, y me alegra estar aquí de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carla. Como el protagonista de 1 280 almas, este individuo se cree que hace un favor a la humanidad. El fuego, como comentas acertadamente, era un aspecto que me interesaba como forma de "ejecutar" a sus víctimas. Ese contar pausado es lo que pretendía. No quería meterle ritmo. Está sentado en el banco como si estuviera en su casa, contemplando su obra.
      Te agradezco tu comentario y espero que publiques el tuyo.
      Un saludo, Carla.

      Eliminar
  11. Hola, Isan. Ese sí que es un psicópata que trata de justificar su aversión hacia los que no son como él, hacia la humanidad en general y los necesitados en particular. Un ser superior. Su forma de acabar con esas miserias que le rodean es, desde luego, digna de una película de Tarantino, je,je.
    Me ha gustado mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª. El egocentrismo es su razón de ser. Seguro que Tarantino le metería a la historia más ritmo, mas acción y más sangre. Violencia en estado puro.
      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  12. Hola Isan. Siempre me asombra la facilidad que tienes para crear ambiente. Las reflexiones de este personaje están muy bien hilvanadas, permitiendo acompañarlo por los caminos de su vida, aquellos que lo llevan directamente a la purificación a través del fuego. Pero todo plan, por muy bien desarrollado que esté, puede tener su momento de fracaso, y cuando éste se produce opera en nuestro personaje un cambio de su visión del mundo, que lo asemeja a aquello que tanto desprecia.
    Un saludo. Te deseo mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno. Reflexiones de un psicópata podríamos decir. El fuego juega un papel determinante en lo que tú llamas la purificación. Al final se siente fracasado porque no se cumple su propósito.
      Gracias por comentar y por desearme suerte. Poco a poco voy comentando y un día de estos llegaré a la casilla 17.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Apuesto también por el título que te sugiere Isabel: Fuegos fatuos, le da ese aire siniestro que conforma tu interesante relato.
    Destaca el aspecto intimista de la historia, donde predomina el desarrollo de las emociones, pensamientos y sentimientos de su protagonista que se nos muestra como un escéptico de la vida, o un perdedor innato con un instinto de venganza hacia la sociedad que le rodea, de ahí que se alegre del sufrimiento ajeno y haga todo lo posible por infringir las normas, llegando al extremo de convertirse en un auténtico y peligroso depredador social.
    Encuentro muy meritorio tu esfuerzo a la hora de crear esa atmósfera asfixiante que le da mucha más credibilidad al personaje para que nos sea imposible empatizar, por lo que terminas la historia describiendo esa evolución de la perversidad, que lo acaba transformando en un auténtico monstruo.
    Te felicito, estimado Isan, por ofrecernos un relato escrito con calidad e impecable estilo negro.

    Un abrazo y te deseo mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estrella. Siempre se espera con interés tu comentario porque haces una interpretación acertada y un comentario/resumen de calidad. Así que me siento muy halagado por ello. No puedo añadir nada más para no estropearlo.
      Gracias y un abrazo, Estrella.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Isan, enhorabuena, me ha enganchado! Muy bueno! Y muy de acuerdo con las opiniones de otros compañeros! Mucha suerte! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª José. Te agradezco el comentario tan favorable. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Cuánto fatalismo, o derrotismo, o asco por la propia persona y enfocado hacía los que más sufren. Es casi un cliché que sean estos, los de abajo, los que sientan asco de los de arriba, o que los de arriba, en un alarde altruista, empiecen a sentir asco de ellos mismos, pero que el de arriba lo sienta de los que él mismo pisotea hasta llegar a perpetrar un plan para salvar sus almas a base de quitárselas es algo, en esencia, distinto, original y muy profundo. Me recordó a una especie de antihéroe con dotes de villano macabro.
    Muy bien trabajado la parte psicológica de tu personaje, con esa doble vida. Muy acertado narrar la primera de los actos "liberatorios", así, de algún modo, se llega a entender sus pretensiones (por cierto, qué dura esa parte) y que tenga aptitudes de pirómano fracasado le añade más leña al fuego, valga la redundancia, je, je.

    Creo que al principio te falta un "que": «como suelen ser todos los días desde QUE tengo memoria».

    En definitiva gran trabajo que no sé si se nota que me encantó
    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe. Pues no sé... no veo a los de arriba con alardes altruistas, de lo contrario el mundo iría mejor. Creo que se aman profundamente. Me alegro que veas el trabajo de la parte psicológica ya que procuré cuidarla en lo posible y me encanta el comentario de la leña al fuego.
      Ahora arreglaré esa falta. Gracias por advertirla y gracias por tu generoso comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Siempre hay una primera vez para todo y en este caso fue el detonante para que las siguientes fueran sin motivo. Un personaje intimista que se encierra en su yo y hace las cosas sin un porqué.
    Te ha quedado un relato de un psicópata en toda regla. Muy buen trabajo Isan.
    Un saludo Isan y suerte .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Puri. Efectivamente, una vez que se empieza se coge carrerilla. El rascar todo es empezar dice el refrán. Puede que la primera vez se busque la excusa, luego tiene la justificación.
      Suerte también a ti. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola, Isan. Me ha gustado tu reflexivo relato, con un protagonista que se desmarca un tanto del de los compañeros a los que he leído, aunque no en su diagnóstico. Te felicito.
    Te envío un fuerte abrazo y el deseo de mucha suerte en "El Tintero".

    ResponderEliminar
  19. Hola, Patxi. Cuando vi el reto, no sabía cómo encararlo, desde luego no quería que fuera en plan casquería a mansalva. así que opté por algo más intimista.
    Gracias por comentarme. Yo también te deseo suerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Issan
    Te he leído hace días pero tu relato me ha resultado muy duro y no me decidía a comentar.
    Bien planteado, emociones, sentimientos y crudeza.
    Enhorabuena, un saludo y suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal, Paola? No me preocupan los comentarios sinceros, al contrario. Si no ha gistado, no ha gustado y si parece que me he pasado en dureza, pues también. Te agradezco que pasaras por aquí. Emociones, sentimientos y crudeza es un buen resumen.
      Un saludo.

      Eliminar
  21. Hola Isan, por momentos la lectura de tu relato por su desesperanza, la penuria, la sordidez que describes, el ambiente que logras transmitir, me ha recordado a retazos de Fante, Celine o Bukowski. Muy buena prosa. Ese rayito de luz que dejas entrever durante unos instantes con la chica, no es más que el reflejo de las brasas del infierno que carbonizan todo rastro de empatía que podía aún albergar hacia el protagonista, transformandolo de golpe en el psicópata. Me ha gustado mucho tu relato.

    Saludos y suerte en El Tintero.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Carles. Ya me gustaría parecerme algo a cualquiera de los que citas. De momento me conformo con que lo que escribo no espante. Me gusta que menciones ese rayito de bondad que no es más que un reflejo. Me alegro mucho que te haya gustado. Suerte también para ti. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Curiosa reflexión de una mente. Me ha recordado a los comienzos de Dexter, la serie de TV. Un denominador común, esa forma de pensar, que en algún momento todos podemos tener. Saludos y suerte 🖐🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JM Vanjav. Te agradezco la visita. Suerte también a ti.

      Eliminar
  24. Hola, Isan!
    Magnifica trama marcada por la tensión de un crimen atroz.
    Un sádico espeluznante que descarga su retorcida psicopatía en los seres más despreciables y vulnerables del planeta. Me encantó, ¡suerte en el tintero!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Hola, Yessy. Pues así es como me lo imaginé, para qué voy a andar con chiquitas. Suerte también a ti en el Tintero. Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué buen relato, Isan! Soberbiamente construido para dejar claras las dos facetas del protagonista: su vida normal y anodina y la del psicópata asesino que se ensaña con los más desfavorecidos de la sociedad. Muy interesante esa simbología del fuego que utiliza como un ritual para hacer desaparecer esas personas que considera negativas y son basura para él. En este sentido entiendo muy bien el título: el fuego como algo vital frente a lo oscuro que es la muerte.
    ¡Felicidades y suerte en el Tintero!

    ResponderEliminar
  27. Hola, María Pilar. Siempre la simbología del fuego es muy recurrente como bien apuntas. Te agradezco el comentario y que te haya gustado. Nos vemos en el Tintero.

    ResponderEliminar
  28. Por fin llego a tu relato. Me gusta leer con calma todos, y lo gago de tres en tres hasta llegar al final. El tuyo es el último por hoy, y te comento que me ha parecido muy acertado el estado reflexivo del protagonista. Una mente extraviada desde joven con el tema del maltrato animal, que es por cierto una de las maneras de detectar a un futuro psicópata.
    Ese pensamiento negativo de que el mundo es una mierda, que todo está podrido que no hay esperanza y las palabras lástima y pena, nos muestran a un individuo prejuzgador que no empatiza con nadie y odia al mundo en general. Alguien sin posibilidad de redención. Creo que este si tendría que arder en una hoguera, quizá durante toda la eternidad.
    Buen trabajo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco. Está bien tu método de leer tres relatos cada día. Una manera de no saturarte. A mi me pasó el mes pasado con la propuesta del lanzador de ideas que andaba justo de tiempo y terminé por aborrecerlo. Me alegro de que te parezca que he logrado trasmitir el estado de un psicópata. Gracias por pasarte. Nos vemos en la gala.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Saludos Isan: La reflexión de tu protagonista presenta al ser humano como un proyecto fracasado. Tan convencido está que al final también se presenta como un caso perdido. El inicio me parece de lo más destacado, brinca de una idea a otra, tal y como ocurre en la mente. Un abrazo fuerte y muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  30. Hola, Alfredo. Mente confusa y ser fallido puede ser una buena descripción. Te agradezco el comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Muy buen relato, Isan. Desde su posición privilegiada, el protagonista intenta realizar una limpieza de los perdedores de la sociedad de una manera terrible. Un monólogo muy trabajado que nos descubre una mente realmente perversa. Los fuegos del sufrimiento iluminando la oscura noche. Muy bueno. Saludos y suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José R. Buen resumen. Te lo agradezco y también te deseo suerte en el Tintero. Saludos.

      Eliminar
  32. Respuestas
    1. Hola. Me alegro de que llegue hasta la India lo que escribo. Saludos.

      Eliminar
  33. Me ha gustado mucho Isan ese pesimismo existencialista, tu psicópata es un pijo burgués asqueado de la vida, un psicópata diferente. Resulta especialmente cruel matar por aburrimiento. Una narración en primera persona de gran calidad.
    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Araceli, supongo que los psicópatas son como los demás, cada uno es como es y tiene su idiosincrasia. Nos vemos en la gala. Un abrazo.

      Eliminar
  34. La contradicción del psicópata queda visible, casi mejor que en ningún otro, en este relato. Enhorabuena por conseguir mostrar esa doble vida con tanta sencillez. Mucha suerte en el concurso, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beitavg. Lamento no tenerte localizda/o con ese nombre, en cualquier caso, te agradezco el comentario. Suerte también a ti.

      Eliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

No te cortes, este es el sitio para expresar tu opinión