2022-05-31

UN DÍA CUALQUIERA

 

Me levanto a las ocho treinta como tengo costumbre. No es que tenga predilección por esa hora, pero coincide que, cuando miro el reloj, es la que marca, así que me felicito por la precisión de mi despertador biológico. Lo primero es dar alivio a la vejiga, para ello me siento en la taza desde que mi compañera de piso —que ya lleva un rato fuera de casa— me puso de chupa de dómine por cómo dejaba el bordillo. Dejo correr el agua de la ducha porque siento un placer especial cuando corre por mi espalda. Disfruto de su abundancia. A veces pienso en quien no goza de este placer y cierro el grifo antes de lo que quisiera. Alicia, que tiene una habitación al lado de la mía, dice que vivo en un sedentarismo aniquilante, pero yo le contesto que es una laxitud activa que colma mi espíritu de gozo porque yo lo valgo.

Me gusta tomar un café en la cafetería de la esquina. Mientras leo la prensa, observo a mi alrededor. Es un mundo abigarrado. Gente variopinta. Un abuelo se sienta en la mesa de al lado sin perder de vista el periódico que estoy leyendo, esperando a que acabe para rellenar él el crucigrama y leer el horóscopo. Unas mujeres con sendos carros de la compra charlan en la puerta quejándose de lo caro que está todo. En la barra dos tipos de mediana edad con portafolios y corbatas igual de horribles que delatan su profesión, porfían en venderse el uno al otro opciones de futuro. A la salida me encuentro a dos menesterosos discutiendo sobre si la tercera ola de recesión económica que se avecina traerá como efectos colaterales un incremento de la tasa de paro. Más allá está la ferretería de toda la vida con un letrero: “Cerrado por traspaso”. Cuando leo el cartel, pasa un grupo de colegialas con las hormonas alteradas comentando que el examen de filosofía había sido un peñazo. El resto de la mañana deambulo ocioso y, a su vez, fascinado.

Yo le podría decir al anciano cuán negro es su futuro, convencerles a las señoras de que lo que llevan en el carro es comida basura, advertirles a los ejecutivos acerca de los riesgos del trading on line, disuadir a los menesterosos sobre su futilidad discursiva, persuadirle al ferretero que como chatarra sacaría más rentabilidad al negocio y a las estudiantes que la filosofía ya no interesa hoy en día a la sociedad, pero a estas alturas de mi vida estoy en otra onda.

Desde la segunda ola de la pandemia participo en un programa piloto a base de pastillas y de inyectables que se repiten regularmente. Ya voy por la cuarta dosis de refuerzo. Por las tardes me conecto virtualmente a modo de terapia con mi súper FullHD, procesador 4K, rango dinámico (hdr) 65 pulgadas. Mente, brazo y mando forman parte de un mismo mecanismo sincronizado. Me estoy preparando porque me han hablado de un lugar donde hay libertad y no se pagan impuestos. Iré a tomarme unas cañitas cuando esté listo. Dicen que de Madrid, al cielo.

2022-05-11

SE REANUDAN LAS CONCENTRACIONES DEL PRIMERO DE MAYO

COMENTARIOS AL RELATO QUE PARTICIPÓ EN LA PROPUESTA DE «EL TINTERO DE ORO» PARA MAYO 2022 DE ACUERDO CON LAS PREMISA DEL SIGUIENTE CARTEL:




EL RELATO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ. 


2022-04-12

HABITACIÓN 115

 

COMENTARIOS EL RELATO HABITACIÓN 115 PRESENTADO A CONCURSO EN EL TINTERO DE ORO» PARA 4/2022 DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL CARTEL:

 



EL RELATO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ

2022-03-25

PRIMAVERA 2022

 

La primavera la asociamos con lo nuevo, con el resurgimiento de la vida, con la esperanza, con lo limpio y floreciente. La primavera es en sí una metáfora, un recurso muy dado a echar mano de él los escritores y más concretamente los poetas. Está indisolublemente unida al amor.

 

Pero hablar de primavera en las condiciones actuales parece un sarcasmo. Lo fue en su día la Primavera de Praga y lo es ahora con la Primavera de Ucrania y lo son todos los lugares donde la guerra está enquistada en primavera, verano, otoño e invierno.

 

Cuando Decimos “no a la guerra” es una exigencia incondicional. No selecciono a quién condeno y a quién no. Es parar las guerras. Todas. No hay guerras buenas porque todas son un crimen contra la humanidad. Perdemos quienes no la hemos provocado y ganan los traficantes de armas o petróleo o poder. No es “si vis pacem, para belum” porque si tienes armas es porque quieres guerras. Todos tienen una excusa, real o provocada. Intereses geoestratégicos dicen. Es no invadir un territorio porque soy más fuerte. Ahora le toca a Putin, pero la historia se repite con Israel y los palestinos, Marruecos y los saharauis, Siria, Irak, Libia, Afganistán, Yemen… y otras tantas que parece que no existen porque no son noticia. O como el Donbass, que lleva ocho años siendo bombardeado precisamente por sus “hermanos” del oeste del país. Todo eso pasa en el mundo ante nuestro clamoroso silencio. Entre la montaña rusa y el sueño americano nos tienen pillados en un bucle mareante de irrealidad y desorientación, en un perverso juego de buenos y malos que no hemos elegido. Por eso, no a la guerra, es imprescindible, sin matices.

 

También lo es erigirse en el líder para el cambio a “un orden nuevo”. Me da escalofríos oír esta frase. Lo dijo el otro día Joe Biden, porque yo o valgo. Porque la rectitud y los valores que nos exigen a los gobernados, la deben tener antes los gobernantes.  No a la guerra es cooperación y solidaridad entre los pueblos.

Por terminar con la idea con la que he empezado esta estrada, trascribo un poema de Antonio Machado y pongo una foto que se puede ver pinchando AQUÍ o en la pestaña superior Imágenes.

 

La primavera besaba /suavemente la arboleda, /y el verde nuevo brotaba /como una verde humareda / Las nubes iban pasando sobre el campo juvenil…/Yo vi en las hojas temblando /las frescas lluvias de abril / Bajo ese almendro florido, /todo cargado de flor -recordé-, yo he maldecido /mi juventud sin amor / Hoy, en mitad de la vida, /me he parado a meditar…/¡Juventud nunca vivida /quién te volviera a soñar!

 

 

 

2022-03-09

ACUERDO EXPRÉS

 

COMENTARIOS AL RELATO PRESENTADO EN «EL TINTERO DE ORO» PARA 3/2022 DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL CARTEL:

 

 


 

EL RELATO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.

2022-02-23

CON TACTO Y CONTACTO ES IGUAL, PERO NO ES LO MISMO

El tacto es el sentido corporal con el que se perciben sensaciones de contacto, la acción de tocar o palpar, la prudencia en el proceder en un asunto delicado, la exploración con la yema de los dedos. El contacto es la acción o el efecto de tocar dos o más cosas, la relación o trato entre personas o entidades. Sutiles diferencias en cuanto a enunciación, pero que en la práctica lo que parece liviano puede devenir en auténtica batalla campal. Lo demuestran las fotos que he bajado el 22/02/2022 (curiosa fecha) del mismo periódico (Diario de Noticias).



A la foto de los políticos le he aplicado con Photoshop un desenfoque gausiano únicamente a los comparsas para resaltar más el momento de la pareja. Aclaro que la foto del abrazo está tomada de cuando se querían. ¡Ay!, esos ojitos, qué tiempos... ahora es casus belli. Y, puestos a elucubrar, no sé qué contacto prefiero: si el de los políticos o el de los deportistas.

Pero, no, no voy a hablar de política aunque me dan ganas. Hablaré de los llamados deportes de contacto que, en la práctica, son una licencia para pegar. Se vienen practicando desde la antigua Grecia y Roma. Algunos lo proclaman abiertamente: son deportes de combate, como el boxeo que, no sé en qué mente cabe, llaman deporte a dos tipos (ahora también tipas) partiéndose la cara. Comprendo que sus practicantes se lo pasan fenomenal soltando mandobles y que otros la gozan mirando. Admito que puede tener algunos beneficios. Lo que no me parece tan bien es que se muestre como si se tratara de una actividad inocua. Porque básicamente la esencia consiste en pegar a una persona y eso duele. Mejor se practica este “deporte” cuanto más y mejor se pega y la lesión que en otros deportes de riesgo se puede producir por accidente, aquí es la buscada y aplaudida de tal manera que si el contrario se queda KO llegamos al sumun de la perfección. Qué edificante.

Otros deportes son más comedidos. Emplean eufemismos como carga legal, que pase el balón pero no el jugador, agarrones, insultos, juego marrullero, agresión directa, pérdida de tiempo, artimañas aceptadas por todos pero que podrían ser perfectamente evitables sin menoscabo de la belleza del deporte. No estoy en contra de los deportes de contacto, faltaría más, sino de las trampas para ganar.

 Existen multitud de deportes de todo tipo e intensidad que prescinden del contacto directo como natación (el más practicado), tenis, montaña, ciclismo, voleibol, béisbol, bádminton, carreras varias, navegación o el ajedrez que no sé qué hace metido como deporte. En Euskal Herria tenemos 15 o 20 deportes propios con varias modalidades, individuales, por parejas o por equipos. El más conocido es la pelota vasca o frontón que se practica por todo el mundo. Se juegan con regularidad, ninguno es de contacto —y esto es destacable— y son igual de apasionantes tanto para jugadores como para espectadores.

Estoy convencido de que lo que impera en la mayoría de la gente que va a ver un partido de fútbol —como paradigma de juego de masas— es que su equipo gane como sea y solo encuentra satisfacción en la victoria. Hay una expresión que dice que hay que ganar por lo civil o lo criminal. Hablé expresamente del fútbol en una entrada que se puede leer pinchando AQUÍ. Es el espectáculo por antonomasia donde se da contacto sin tacto, pero no es un deporte que practiquen los espectadores del futbol porque, mientras no se diga lo contrario, ver futbol no es hacer deporte.  

 

 

 

 

2022-02-13

UN DIAMANTE POR ENCARGO

COMENTARIOS AL RELATO DE «EL TINTERO DE ORO» DE 02/2022 DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL SIGUIENTE CARTEL:




EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ


2022-02-12

TAUROMAQUIA

 

La pandemia, que todo lo trastoca, ha propiciado que se suspendieran por dos años los mal llamados festejos taurinos. Podría ser una ocasión magnífica para darle una vuelta o, al menos, cuestionar su encaje en esta sociedad que presume de civilizada en este siglo que ha superado su quinta parte. Pero no será así, me temo.

Leía hace poco un artículo periodístico de alguien que había escrito un libro donde suelta perlas de este pelo: «Los animales no tienen derechos porque no tienen obligaciones. Tampoco sufren porque el sufrimiento es privativo de los humanos». Estas afirmaciones tan categóricas me recuerdan cuando decían que los negros (las personas) no tenían alma, por lo que eran animales y se les podía matar, maltratar o comerciar con ellos. Un poco antes también se decía que las mujeres no tenían alma. Derechos tienen —ahora me refiero a los animales—, no hay más que acercarse al Código Penal: El artículo 337 castiga a «el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a un animal doméstico o amansado». El legislador, para aclarar a qué animales abarca esta protección, incluye en el concepto de “animal doméstico o amansado” un animal de los que habitualmente están domesticados, un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o cualquier animal que no viva en estado salvaje”. Las conductas prohibidas en los delitos de maltrato y abandono de animales consisten en «maltratar injustificadamente», «maltratar cruelmente» y «abandonar animales domésticos en condiciones en las que pueda peligrar su vida o integridad». Creo que matar cruelmente, por mucho arte que le pongan al deleite, encaja perfectamente. Además que la clave está en “el control humano” donde sí están los toros. Supongo que de esta prohibición se salvará la caza exclusivamente. También dice el autor del libro que “la tauromaquia tiene tanta fuerza mediática que se meten con ella para hacerse visibles en la sociedad”. No se puede juntar en tan poco espacio tanta estulticia y mala baba.

La historia de la tauromaquia, que tan asimilada está en nuestra cultura, ha sido muy cambiante. Desde estar prohibida por las autoridades y condenada por la Iglesia Católica por ser pecado, hasta darle protección declarándola Bien de Interés Cultural y subvencionarla para mantener el negocio de algunos porque por sí misma no sería viable económicamente. Admitiendo que el arte ha sido prolífico en plasmarla, no justifica mantenerla per se. Guardar tradiciones es encomiable, pero cambiar las perversas lo es más. A estas alturas deberíamos tener claro que no está bien matar un animal para regocijo humano. Una salvajada no se puede justificar en la tradición que arrastre ni sustentarla en lo que pueda tener de arte si este consiste en la carnicería que se produce en el ruedo. Es poco edificante ver a los areneros tapando la sangre y la mierda que deja el espectáculo y da «vergüenza torera» ver cómo se llevan al infortunado entre el jolgorio de los espectadores que cuando más se divierten es cuando ven correr la sangre. Porque de lo que se trata es de un espectáculo de lucha a vida o muerte donde, sí o sí, el toro la va a palmar y todos lo saben de antemano. En definitiva: un espectáculo macabro y repugnante a partes iguales que retrata con esos calificativos a quienes lo mantienen.

Las corridas de toros son un anacronismo que tarde o temprano la sociedad terminará por rechazarlas. El empecinamiento en mantenerlas, aun en contra de todo civismo, es maltrato animal disfrazado de tradición. Como dijo Gandhi «la grandeza y el progreso moral de un país, una nación, puede juzgarse por la forma en que trata a sus animales». El respeto por su bienestar es una muestra de los valores que guardamos como sociedad.


2022-01-14

REGRESO AL PRÓXIMO PASADO

COMENTARIOS AL RELATO PRESENTADO EN 2/22 EN  «EL TINTERO DE ORO» DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL SIGUIENTE CARTEL


EL RELATO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.





2021-12-22

LA GESTIÓN DE LAS EMOCIONES

Las emociones básicas son la alegría, el asco, el desprecio, la ira, el miedo, la sorpresa y la tristeza. A partir de estas percepciones de la esfera íntima, se derivan otras externas en las que influyen factores sociales y culturales. Esto lo saben muy bien los ideólogos, comunicadores o planificadores, no solo de la política o la empresa, sino de cualquier ámbito y lo aplican. Lo importante deja de ser lo que realmente ocurre sino cómo lo percibimos. En absoluto estoy criticando que se recurra a las emociones. Todos lo hacemos, en la escritura, la música o la pintura… y es saludable. Lo pernicioso es el abuso que se hace de ellas hasta sus últimas consecuencias.

Los medios de comunicación, naturalmente, no se escapan de la implementación de técnicas provechosas. Poco veo la tele, pero es inevitable que algo se escape. Los informativos son pretenciosos y mediocres, un mecanismo de manipulación política. En algunos programas se busca lo más morboso y escabroso del personaje de turno o directamente es un folletín —o un folleteo—, donde se lucha por la pareja como si no hubiera un mañana. Del resto destacan los infinitos concursos que, por cualquier motivo, enfrentan a concursantes en una rivalidad absurda, donde debe haber un ganador y que pone de manifiesto la mediocridad de los concursantes. Siempre el mismo modelo competitivo: cantando, bailando, haciendo cuchillos o pasteles o de frikis. Si a esto añadimos un rostro conocido, una figura venida a menos, un jeta relacionado con la hija de quien tuvo su momento de gloria, el miembro de una saga de chiquilicuatres, miel sobre hojuelas. Lo de los conocimientos, a veces. Una competitividad forzada por las productoras porque eso da audiencia y si la audiencia sube, el contrato se mantiene.

Leía el otro día en una entrevista de prensa las declaraciones de la directora del casting MasterChef: «Los niños son concursantes muy competitivos, todos quieren ganar». Tiene previsto hacer una edición de “abuelos” y ha hecho otra de “famosos”. Precisamente una concursante del grupo de estos últimos que pasó por ahí recientemente, Verónica Forqué, al parecer se ha suicidado por problemas de depresión. Había dicho antes que padecía estos problemas así que era la concursante ideal. Una exhibición obscena de sus dificultades. El morbo estaba servido.

Esto es lo que tenemos. Un modelo social poco edificante y nula referencia moral que resalta una competitividad exacerbada, la puesta a saldo de las propias miserias, el individualismo y la nulidad del trabajo en equipo.

 

 


2021-12-12

LA OTRA NAVIDAD

COMENTARIOS AL RELATO «LA OTRA NAVIDAD» QUE PARTICIPÓ EN LA PROPUESTA DE «EL TINTERO DE ORO» DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL SIGUIENTE CARTEL:





EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.

2021-11-14

LA VAMPIRA DEL RAVAL

 COMENTARIOS AL RELATO LA VAMPIRA DEL RAVAL QUE PARTICIPÓ EN LA PROPUESTA DE «EL TINTERO DE ORO» DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL CARTEL. EL TEXTO SE PUEDE LEER PUNCHANDO AQUÍ.





2021-11-05

OTOÑO 2021

 

Sabemos que un año es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta al Sol. Es un periodo acotado, pero no pasa igual con las estaciones climáticas. A alguien se le ocurrió, y desde entonces así se hace, dividir el año en cuatro estaciones y que cada una ocupara un cuarto de año. Tres meses que no siempre empiezan en el mismo día y hora. Establecer esto tiene una explicación científica. Comprendo que si en el hemisferio norte es invierno, en el sur sea verano  y que cada estación del año tenga la misma duración en todas partes, pero no son iguales. Todo depende de dónde nos situemos para percibir de distinta manera cada una y ahí entran en juego la latitud y la altitud.

El caso es por aquí hay una desigualdad manifiesta entre cada período. Tenemos un largo invierno y el resto que se reparten el poco tiempo que les queda apresuradamente. El otoño pasa más rápido de lo que nos gustaría y si quieres contemplar paisajes como el de la foto, tienes que espabilar porque para estas fechas la nieve ya ha llegado sin dar tiempo a que el otoño luciera todas sus galas un poco más para nuestro deleite. Entre tanto disfrutaremos del poco otoño y esperaremos el mucho invierno. 

Para volver a ver el paisaje otoñal de la foto tendré que esperar al año que viene o pinchar AQUÍ

 

 


2021-10-14

ARMAGEDÓN

 


COMENTARIOS AL RELATO ARMAGEDON QUE PARTICIPÓ EN LA PROPUESTA DE «EL TINTERO DEORO» DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL CARTEL


EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.




 


2021-09-26

LA CENA DE LOS IDIOTAS

 

COMENTARIOS AL RELATO LA CENA DE LOS IDIOTAS PRESENTADO EN 

«EL TINTERO DE ORO» 





EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.

 


2021-08-12

EL FUTURO DISTÓPICO

 


—¡Hola!, me llamo Boris.

—¿Boris?, pues así, a palo seco, no me suenas. Conozco a unos cuantos Boris.

—Pues te advierto que soy famoso.

—¿Sí, eh? Famosos conozco a Boris Izaguirre, periodista, Boris Karloff, actor, Boris Pasternak, novelista, Boris Becker, tenista, Boris Spassky, ajedrecista, Boris Yeltsin, el que dirigió Rusia agarrado a una botella de vodka y alguno que me dejaré, seguro.

—Quita, quita, esas son viejas glorias. Yo soy actual, no sé si me entiendes. Estoy en la cresta de la ola, donde los vientos soplan despiadados, donde si te levantas te desaparece la silla al instante. Bah, déjalo.

—Bueno, dime ¿a qué has venido a este sitio tan concurrido?

—Quiero alertar a la humanidad de lo que se nos viene encima.

—¿Algún meteorito gigante, tal vez una invasión alienígena, una COVID replicante?, di, que nos tienes en ascuas.

—Nada de eso, es mucho más.

—Vale, suéltalo ya y te digo si me gusta.

—Puedes ocultar los secretos a los amigos, a los padres, a los hijos, al médico, incluso al entrenador personal, pero supone un verdadero esfuerzo ocultar los pensamientos a Google. Y, si eso sucede hoy, en el futuro puede que no haya dónde esconderse. Las ciudades inteligentes estarán repletas de sensores, todos conectados por el Internet de las cosas; balizas que se comunicarán de manera invisible con farolas, de modo que siempre habrá espacio para aparcar el coche eléctrico, ningún contenedor de basura quede sin vaciar, ninguna calle esté sin barrer y el ambiente urbano sea tan antiséptico como una farmacia en Zúrich.

Pero esta tecnología también se podrá utilizar para vigilar a todos los ciudadanos las 24 horas del día. La próxima Alexia (asistente virtual de Amazon) fingirá que recibe órdenes, pero te estará observando, chasqueando su lengua y pisando tu pie. En el futuro, la conectividad por voz funcionará en todas las habitaciones y en casi todos los objetos. Tu colchón vigilará tus pesadillas. Tu nevera solicitará más queso. Tu puerta se abrirá en cuanto llegues, como un mayordomo silencioso. Tu medidor inteligente negociará la tarifa de electricidad más barata. Y cada uno de ellos transcribirá minuciosamente cada uno de tus hábitos en diminuta jerga electrónica que no se almacenará en tus chips, en tus entrañas, sino en la gran nube de datos que se extiende de manera más opresiva sobre la raza humana, una gigantesca y oscura nube con truenos que esperan estallar. No controlamos cuándo o cómo se producirá esa precipitación y, cada día que usamos nuestros teléfonos o iPads no solo dejamos nuestro rastro indeleble en el éter, sino que nos convertimos en un recurso: clic a clic, toque a toque.

No sabemos quién decide cómo utilizar esos datos. ¿Se pueden confiar nuestras vidas y esperanzas a esos algoritmos? ¿Las máquinas, solo las máquinas, deberán decidir si resultamos aptos para tramitar una hipoteca o un seguro o qué cirugía o medicamentos debemos recibir? ¿Estamos condenados a un futuro frio y cruel en el que una computadora decide sí o no con la sombría finalidad de un emperador en la arena? ¿Cómo realizamos alegaciones ante un algoritmo? ¿Cómo logramos que contemple circunstancias atenuantes? ¿Cómo sabemos que las máquinas no han sido maliciosamente programadas para confundirnos o, incluso, para engañarnos? Ya usamos servicios de mensajería de todo tipo que ofrecen comunicación instantánea a un precio mínimo. Esos programas y plataformas también se podrían diseñar para censurar en tiempo real cualquier conversación y borrar de manera automática las palabras ofensivas: de hecho, ya sucede en algunos países.

El autoritarismo digital no es, ¡ay!, parte de una fantasía distópica, sino una realidad emergente.

—Me has dejado impresionado, pero no me has dicho todo tu nombre.

—Me llamo Borys Johnson. Creía que me habías reconocido por mi pelo.

 

Discurso pronunciado por Borys Johnson en el 74ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

2021-07-10

RUINAS, NATURALEZA Y ARTE URBANO

 

De unos años aquí se ha puesto de moda entre los artistas, y/o amantes de la fotografía plasmar edificios, lugares, maquinaria, etc. abandonados. Naturalmente, como a todo, se le ha puesto nombre. Es la Exploración Urbana o urbex.

Para ver la belleza en sitios urbanos abandonados o en zonas degradadas, no hace falta irse a Chernóbil, bucear por el Titanic o viajar a Siria en busca de la destrucción de la guerra. Cierto que estas fotos son las que más impactan visualmente tal vez porque llevan aparejado cierto riesgo, pero a nada que miremos, las tenemos a la vuelta de la esquina. Son lugares donde el tiempo parece haberse parado o vuelto loco. La mezcla de degradación y naturaleza dan una sensación atrayente y misteriosa.

Las ruinas son la acción del reciclaje natural de edificios, parques, o industrias abandonados que se convierten en ruinas yermas, eriales baldíos. O quizás no tanto. Son testigos mudos y fuente de conocimiento de un pasado, hogar secreto de urbanitas, humanos unos que hacen de estos lugares morada y vida, otros esporádicos para plasmar en los muros su arte y otras especies no humanas, salvajes, que han encontrado un remanso de paz al margen de un urbanismo que los desplaza.

También son belleza, sin duda. Las ruinas nos fascinan. Incluso, a veces preferimos el monumento desintegrado al monumento bien preservado. Los muros resquebrajados propagan el espíritu que una vez anidó ahí y que se resiste a abandonar. Dentro de estas mal llamadas ruinas hay enciclopedias vivas de gozos y pesares, muchas historias de intrigas y amores, de escándalos y éxitos dispuestos a contarse.

Por lo general estos espacios baldíos están, o llegará el momento en el que estarán, en proceso de transformación y producirán lo que se ha venido en llamar gentrificación ya que se hacen con visión utilitarista o mercantilista. Lo acapararán las constructoras y crearán colmenas humanas. La ciudad se come la naturaleza y esta se vengará y, cuando toque, reclamará lo que es suyo.

Algunas fotos tengo archivadas con estos motivos. Sin hacer mucha selección he escogido siete para formar el collage que se puede ver pinchando AQUÍ o en la pestaña superior IMÁGENES.

 

2021-06-14

LA MAGIA DE LA VOZ

 COMENTARIOS AL RELATO PRESENTADO EN JUNIO EN EL "TINTERO DE ORO" TITULADO LAMAGIA DE LA VOZ. EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.




2021-06-03

LA GEOMETRÍA DEL LENGUAJE

 

En infinidad de ocasiones el lenguaje echa mano de las matemáticas, más en concreto de la geometría, para comunicarse. Es la forma de visualizar conceptos e ideas sin extenderse en otras explicaciones. Las figuras geométricas, ya sean dibujadas o verbalizadas, transmiten con precisión mensajes claros y potentes, de tal manera que son el complemento ideal del lenguaje.

A propósito de una entrada de marzo en este blog titulada La Línea P y de un pequeño relato inspirado en el libro el Principito, he querido detenerme en el uso que hacemos de conceptos geométricos: puntos, rectas, planos... en la transmisión de ideas. Como la casuística es abrumadora, baste lo siguiente como muestra.

El punto. Es la unidad mínima. Con ser una posición en el espacio sin dimensiones es de quien parten todas las demás figuras. El punto, por encima de todo, indica precisión. Entre otros puntos está el de inflexión, el crítico, el cardinal, punto G, punto de vista, estar a punto, punto por punto, punto en boca, hasta cierto punto, punto débil/fuerte, punto muerto.
La línea o la raya. Está determinada por dos puntos y dentro de ella hay infinitos. Puede ser recta, curva, quebrada, paralela La recta transmite unión, relación, acercamiento; la curva movimiento; la vertical jerarquía, eficiencia; la diagonal, dinamismo; la cruz colaboración, posición; la espiral ilusión, vitalidad. Hay quien dice que la línea es un punto en movimiento sobre un plano y que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta, aunque “El Principito” dice que “Caminando en línea recta, no puede llegar uno muy lejos”. Tenemos la línea roja, pasarse de la raya, mantener la línea, tener rectas intenciones o rectitud de espíritu, algunos se meten una raya, otros viven vidas paralelas.

Plano. Superficie de dos dimensiones que contiene infinitas líneas y puntos. El triángulo transmite poder, ciencia, vitalidad, inspiración; el cuadrado Seguridad, fortaleza, estabilidad, honestidad, realismo; el círculo adaptabilidad, creatividad, movimiento, protección.  Además de negar de plano, dentro de este concepto general y abstracto podemos diferenciar tipos que también tienen su espacio en el lenguaje: triángulo amoroso, círculo vicioso, cabeza cuadrada, negarse en redondo, argumento o negocio redondo, sectores poblacionales. Incluso el Pentágono sirve para localizar unas oficinas en USA con un radio de acción ilimitado y un ángulo de visión muy acentuado.

Me interesa de manera especial el polígono. Hay industriales, gente poligonera y polígonos de tiro como el que hay por donde yo vivo Un polígono de tiro enclavado en un parque natural y reserva de la biosfera, protegida por la Unesco, como es el de Bardenas. Un paisaje único como se puede ver en las fotos que publico. En él practican tiro con fuego real o no. Se podría decir que cinco escopetazos serían soportables, pero se trata de aviones de guerra de la OTAN que lanzan miles de toneladas de bombas desde hace setenta años en el mayor campo de tiro de Europa. Para hacernos una idea, cabrían más de tres mil campos de futbol. Campo de pruebas para intervenir en guerras como las de los Balcanes o Siria. Su presencia ha costado muertes, heridos, graves incidentes, mas de 20 aviones estrellados y miles de millones de gasto. Un anacronismo y, además, el riesgo para la población de los alrededores.

Quedan  los que tienen volumen, es decir, tres dimensiones. Volumen de negocio, personalidad poliédrica, pirámide poblacional, altas esferas. La que más me gusta es la esfera. Es la figura perfecta. No será por casualidad que el átomo y la Tierra sean redondos. Es fascinante. Por mucho que la muevas, el centro de gravedad siempre permanece invariable,  siempre en el centro de sí misma. Da idea de globalidad, de conjunto uniforme y compacto. Se habla de la esfera celeste o de las esferas sociales pero, con ser tan perfecta, es la menos usada en el lenguaje coloquial, aunque sí lo ha sido en el arte y más específicamente en la escultura. Conceptos como la ocupación del espacio o la desocupación de la esfera que manejó Jorge Oteiza con una genialidad inalcanzable, vaciando los materiales para encontrarles el alma. Hablé de él en un post hace tiempo que se puede leer AQUÍ.

Hasta que llegamos a la figura imposible usada con intención precisa: la cuadratura del círculo y, yendo aún más allá, sabemos que el vacío es un estado latente de la materia, aunque el vacío como tal no existe pues explotó bajo la fuerza repelente del vacío cuántico. ¿Qué significa esto?, pues ni idea, pero como concepto para emplearlo en un coloquio puede ser molón, o repelente, depende. En consecuencia,  debo poner punto final a esta entrada.

Pongo un collage de cuatro fotos de las Bardenas que se pueden ver pinchando AQUÍ o en la pestaña superior IMÁGENES.

2021-05-09

PSICOLOGÍA APLICADA

COMENTARIOS AL RELATO PRESENTADO EN MAYO EN EL "TINTERO DE ORO" SOBRE LAS FOBIAS. EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.


2021-04-27

LA PRIMAVERA

 

La primavera ha venido

y nadie sabe cómo ha sido…

Me da la sensación que, de tanto repetir este pareado de versos octosílabos con rima consonante de una poesía de Miguel Hernández, se ha convertido en lo mismo que cuando muchas veces mostramos al hablar de ella y cambiamos el romanticismo que puede llevar con la cursilería.

La primavera parece que alegra nuestro espíritu porque significa el despertar de la naturaleza, la renovación, la exuberancia de frutos, el verdor de los campos y todas esas cosas que cantan los poetas y disfrutamos todos.

Pero no nos engañemos. Quien se renueva es la naturaleza como forma perenne de subsistir, algo que no nos pasa a los humanos que pasamos nuestras estaciones particulares una sola vez sin posibilidad de regeneración y algunos ni eso. ¿Por qué no podemos ser como la naturaleza y resurgir cada primavera, una y otra vez con la misma lozanía? ¿Por qué tenemos una primavera tan corta? ¿Por qué somos tan poco generosos dando frutos a los demás como lo vemos de la madre naturaleza? ¿Por qué si es nuestra madre, no seguimos sus enseñanzas?

Bueno, a lo que iba. El otro día paseaba por una zona semiurbana y me encontré con lo que muestro en la foto. No parecía gran cosa, sobre todo por su tamaño que no pasaría de veinte centímetros de diámetro, diminuta pero perfecta. Me pareció que era una modesta muestra de lo maravilloso de la naturaleza. Cómo se abría paso entre las piedras y cómo, encima del musgo, surgía la planta. Un portento de ingeniería. Todo hasta que alguien pasará y pisará. Así que saqué mi móvil y, no es lo mismo, pero inmortalicé esta modesta planta.

La foto se puede ver pinchando AQUÍ.

 

 

2021-04-11

EL PANTEÓN DE LOS MONTFORT

 

COMENTARIOS AL RELATO BASADO EN LA NOVELA LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE DE SHIRLEY JACKSON PRESENTADO EN EL TINTERO DE ORO. EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO  AQUÍ.

  


2021-04-04

LA SOMBRA DEL VATICANO ES ALARGADA (Y LAS MANOS)

 

Hay que reconocer que dos mil años de historia dan para mucho. Se empieza con humildad, como pidiendo permiso, predicando la buena nueva donde todos somos hermanos, ¡aleluya!, y se termina siendo la mayor industria de fabricar dinero. Con una mano expertos en vender humo y expectativas para una vida inexistente y con la otra inflexibles condenándote al fuego eterno, los hacedores del bien y del mal, hábiles en el manejo de la dialéctica y en el uso de maniobras arteras. Su patrimonio crece a base generosas donaciones, herencias de devotos, aportaciones del Estado, Sociedades de Inversión (SICAV), Fondos Éticos y Solidarios,  Carteras de Fondos e Inversiones con un perfil de riesgo bajo y fines especulativos. Los bancos se rifan a obispados, congregaciones, hermandades y Opus Dei considerados clientes VIP para atenderlos en su banca privada. En el sumun de la insolencia acordaron con el Gobierno de España que los contribuyentes, cuando hagan la autodeclaración de la renta, pongan el destino de una parte de la recaudación para la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que es la que tiene su sede en el Vaticano. Y por si pudiera quedar algo, recogen la calderilla de los bolsillos de los feligreses pasando la gorra en las iglesias.

 

No me digas que no es ingenioso. Pero hay más. Con las inmatriculaciones lo están petando. Sin tener que demostrar derechos de propiedad sobre los bienes, en virtud de un cambio de la Ley Hipotecaria, el gobierno de Aznar autorizaba a los obispos a hacer de fedatarios públicos para que pudieran poner a su nombre los templos de culto, algo que siempre se han considerado bienes de dominio público o comunales. Pero ya desde mucho antes se han hecho con casas, fincas rurales, monumentos, cementerios, plazas, o cualquier bien inmueble simplemente con un documento del propio obispado a quien se le concede funciones sin ser Registradores de la Propiedad como la Ley obliga. Esto supone la bagatela de más de 70 000 fincas que pasan a su propiedad a coste cero. Muchas están alquilando o vendiendo, otras se están cayendo a pedazos, literal, por no gastarse en su arreglo. Para remate final, en virtud del Concordato, el tratamiento fiscal de los negocios de la Iglesia Católica no pasa por caja.

 

El Banco Ambrosiano si se pudiera definir en pocas palabras sería: dinero, poder y mafia aderezado con un toque de religión a modo de tapadera. Era un banco italiano que se derrumbó estrepitosamente en 1982. En el centro del fracaso de este banco estaban su presidente, Roberto Calvi, Paul Marcinkus (arzobispo acusado de ser el brazo ejecutor del asesinato del papa Juan Pablo I), algunos cardenales, obispos y prelados de alto rango de la Iglesia Católica, Michele Sindona, empresario y banquero siciliano famoso por sus contactos con la mafia y que dio entrada en la trama a la logia masónica P2, con miembros pertenecientes a la banca, a la política, al periodismo, a la judicatura, a las Fuerzas Armadas, etc. El Banco Vaticano era el accionista principal del Banco Ambrosiano, y la temprana muerte del papa Juan Pablo I de un supuesto ataque al corazón en 1978, dio lugar a que algunos medios sospecharan de que estaba ligada al escándalo del Ambrosiano, banco acusado de concentrar fondos secretos de los EE.UU para el sindicato polaco Solidaridad o para los Contras en Nicaragua, entre otros. El Banco Vaticano se ha visto envuelto en constantes escándalos y misterios  (muertes, secuestros y suicidios)  sin resolver desde su fundación en 1942.

 

Sería procedente que, como dijo su líder y fundador, dieran a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar y se centraran en aquello para lo que fueron creados: administrar ese «mi reino no es de este mundo»: la obra pastoral y la salvación de sus almas, sin interferir en asuntos mundanos ajenos a su organización. Por parte del Gobierno se debería declarar las inmatriculaciones nulas de pleno derecho o recurrir a una desamortización de bienes al mismo coste de su adquisición —es decir coste cero—, porque ellos, motu proprio, no lo van a devolver, y se revirtiera la propiedad a los municipios o al estado, pero me temo que todo quedará atado y bien atado en el estatu quo con la firma de un nuevo Concordato.

 

Para terminar, parece de mal gusto mezclar los temas del peculio con los del alma (por llamarla de alguna manera), pero en este caso es inevitable porque ambos aspectos se dan en esta institución en abundancia y con desmesura. Por un lado su atávica obsesión en la represión (a los demás) del sexo y por otro la laxitud en el comportamiento bastante generalizado de sus miembros. No voy a poner calificativos porque la lista sería interminable. Y aquí está la paradoja: lo primero sirve para tapar los escándalos de lo segundo.

 

Hoy, domingo de Resurrección, que es rehabilitación, renovación retorno, reintegro, recuperación, y significados en torno a la misma idea, podían aplicarlo simplemente mirando su doctrina y devolver lo que no es suyo. Amén.

 

2021-03-09

EL REGALO

  

COMENTARIOS AL RELATO «EL REGALO» PRESENTADO EN «EL TINTERO DE ORO» DONDE HABÍA QUE PRESENTAR UNA UCRONÍA: RECONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA SOBRE DATOS HIPOTÉTICOS.

EL TEXTO SE PUEDE LEER PINCHANDO AQUÍ.

2021-03-03

LA LÍNEA P

 

Hay hechos poco divulgados y por ello poco conocidos, no sé si por desidia, por vergüenza o por falta de interés, pero que dejan rastro y, en este caso, se pueden ver y tocar y si uno se detiene un rato, también cuentan un relato, trasmiten una historia y solo por eso tienen un valor y merecen ser comentados. Me refiero a la organización defensiva denominada Línea P (de Pirineo).

Consistía esta línea en construcciones de hormigón armado, también llamados búnkeres o nido de ametralladora (me parece un sarcasmo llamar nido a algo pensado para la muerte), que en número superior a 10 000 se pretendían diseminar en sitios estratégicos a lo largo de la frontera con Francia para impermeabilizarla o incluso en el Cantábrico oriental.

El delirio del dictador Franco hizo que se derrocharan entre 1944 y 1957 ingentes recursos económicos en un país devastado por la guerra, empleando en su construcción a miles de trabajadores, muchos soldados de reemplazo o prisioneros, para proteger al Estado de una supuesta invasión de los maquis o del ejército de aliados de la II GM que estaba dando finiquito a los nazis. Se hicieron más de 6 000 y ahí están de testigos mudos. Ninguno entró en funcionamiento y ahora son lugar de visita curiosa o refugio de fauna.

El otro día, en un paseo por un collado, paso natural de montañas cercano a la frontera con Francia —que dicho sea de paso para los vascos no existe tal frontera, porque lo que hay al otro lado es, simplemente, el otro lado como así se le denomina sin nombrarlo y con quien siempre se han mantenido relaciones hermanas—, me topé con tres nidos de estos de los más sencillos. Una diminuta puerta y tres aberturas a norte, este y oeste para la vigilancia. Su interior de cemento puro y duro, encima tierra para el camuflaje, una sensación de claustrofobia y de que, en una situación real, terminarías frito si te pillaban dentro. También había unas palomeras, estas sí en pleno funcionamiento en temporada de pasa y con unas casetas anexas con cocina, taza de baño y supongo que cama, que para sí hubieran querido los primeros. Pero al fin de cuentas ambos con similares OBJETIVOS destructivos e iguales métodos. Apuntar y disparar. Yo también apunté mi objetivo y disparé, en este caso la foto, de poca calidad hay que decirlo, porque el móvil no da para más.

Se puede ver pinchando AQUÍ  o en la pestaña superior IMÁGENES.

 

 

 

2021-02-17

PORQUE LLEGARON LAS FIESTAS

 

Llegará el verano, con él las fiestas, las tradiciones, con estas los toros y con ellos la polémica. Para complicarlo, todo está impregnado de Covid19 que es la que condiciona nuestro ocio, nuestros actos, nuestras decisiones y, en definitiva, nuestra vida. Esta pandemia ha adquirido a estas alturas la suficiente entidad como para que forme parte natural como elemento de referencia en nuestra conversación,  nuestro relato y nuestro devenir diario.

Al respecto de las fiestas, en el entorno donde vivo se está polemizando con las opciones que hay que sopesar y la casuística es muy variada. Desde quienes quieren retomar las fiestas como si aquí no pasara nada, hasta quienes plantean el cerrojazo total para este 2021.  Entre medio están quienes hablan de las “no fiestas” y plantean realizar actos tipo misas, conciertos (según cuales), fuegos artificiales, corridas de toros y, a la par, suspender verbenas, comidas, música callejera, encierros y demás actos festivos populares. Todo esto en una ciudad donde la esencia de la fiesta es la calle y sin ella no se entiende, por lo que tiene un tufazo rancio que da para atrás. Así que las decisiones no se toman en función de la situación sanitaria de la población y de la evolución de la Covid19, sino de intereses espurios.

Los políticos tienen un trastorno de la comunicación caracterizado por patrones estereotipados y alejados de la realidad, de manera que se ven impelidos a trasmitir optimismo en la población. Qué mejor que decir que la economía va a ir bien, que estamos ganando la batalla a la pandemia o que habrá fiestas. Todo ello aunque la realidad diga lo contrario y donde dije digo, digo Diego.

Si hay alguien en el mundo mundial con ganas de fiesta yo sé dónde se encuentra y como los sanfermines son por definición multitudinarios, callejeros, nadie puede garantizar la inmunidad de grupo o inmunidad colectiva porque la vacunación va despacio, más despacio de lo que prometían y, sobre todo, más despacio de lo necesario. Haciendo un paréntesis a propósito de inmunidad, detesto a quienes hablan de inmunidad de rebaño. A quienes emplean esta expresión yo les pondría un bozal, naturalmente por burros. Son ganas de inventar expresiones desafortunadas. Lo que comento para mi entorno, supongo que vale para los demás, porque los problemas, las inquietudes y los deseos son parecidos y los políticos iguales y las tradiciones festivas son esencia de vida. Yo como no tengo soluciones fáciles, ahí lo dejo.

Quería haber hablado más extensamente del anacronismo que suponen las corridas de toros y del empecinamiento en mantenerlas aun en contra de todo civismo, por cuanto supone de maltrato animal. Como dijo Gandhi «la grandeza y el progreso moral de un país, una nación, puede juzgarse por la forma en que trata a sus animales». El respeto por su bienestar es una muestra de los valores que guardamos como sociedad. Guardar tradiciones es encomiable, pero cambiar las perversas lo es más. A estas alturas deberíamos tener claro que no está bien matar un animal para regocijo humano (o negocio en muchos casos). Una salvajada no se puede sustentar en la tradición que arrastre.

 

 

2021-01-12

ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE

 

Jamás nos imaginamos en marzo de 2020 que esto duraría tanto. Quince días de confinamiento fue la primera orden a la que luego siguieron días y meses de restricciones que nos fueron dando en pequeñas dosis. Ahora vamos por la tercera ola de la desescalada o escalada que no sabe bien en qué parte de la sierra del gráfico estamos.

Para celebrar que he llegado indemne a esta tercera fase, publico la tercera foto alusiva que se puede ver pinchando AQUÍ o en la pestaña superior IMÁGENES. Si la covid es como la de la foto, resulta hasta simpática.

2021-01-01

LO HAN VUELTO A HACER

Cuando se habla de asonadas, golpes de estado y demás, lo primero que se piensa es en tanques y lugares allá lejos, pongamos por caso África y en países de los llamados despectivamente tercermundistas o bananeros. Nada más lejos de la realidad. Esto puede ocurrir en sitios donde se presume de respeto de los Derechos Humanos, Democracia y legalidad. Lo pongo en este orden porque es importante saber que antes es lo uno a lo otro.

De vez en cuando se oye ruido de sables oxidados y el tremolar de togas apolilladas, lo que viene a demostrar que aquella transición de la dictadura a la democracia que nos vendieron como modélica deviene en fallida. Ha habido varias ocasiones —la más sonada el 23F— y en todas consiguieron réditos. En esta ocasión que ahora nos ocupa y preocupa, unos militares han decidido que «habría que fusilar a veintiséis millones de hijos de puta». No es libertad de expresión cuando ponen por delante el rango militar y se dirigen al Rey y no a la opinión pública como lo haría cualquier ciudadano. Por mucho menos la Justicia espera con el mazo levantado a escritores, raperos, políticos no adscritos a su causa y demás.

Ya lo dijo el General Espartero en el siglo XIX: «Por el bien de España, hay que bombardear Barcelona una vez cada cincuenta años». Más tarde el general Mola, en el 1936, arengaba a la población civil navarra contra el orden legal establecido: «la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo». El resultado fue más de tres mil quinientos asesinados en esa tierra, sacados de sus casas sin que ni siquiera hubiera frente de guerra, muchos de los cuales aún se están buscando por cunetas, simas y descampados. En 1976, en la llamada «matanza del tres de marzo», la Policía Armada desalojó de una iglesia a 4.000 trabajadores en huelga reunidos en asamblea. La policía lanzó gases lacrimógenos al interior de la iglesia y disparó con fuego real y pelotas de goma a las personas que salían del recinto. Murieron cinco personas y fueron heridas más de ciento cincuenta. Lo repitieron en el 1978 en Pamplona en plenos sanfermines por una pancarta que pedía amnistía, dando a la policía patente de corso: «Tirar con todas las energías y lo más fuerte que podáis. No os importe matar. Y repeler lo que nos están haciendo estos doscientos o trescientos hijos de la gran puta». Resultado: dos muertos y cientos de heridos. Así que cuando se dice lo de matar a millones no estamos hablando de libertad de expresión o del abuelo cebolleta, de comentarios jocosos para pasar el rato, sino de una asonada militar en toda regla.

Lo que sería oportuno y cabría esperar es que los ejércitos, tal como están concebidos hoy, se disolvieran para dar cabida si procede a un contingente mucho menor en número y superior en tecnología y formación en un ámbito competencial europeo, por supuesto supeditados al poder civil y siempre con vistas a la disolución total. Lo que no tiene cabida en ninguna circunstancia es que unos señores, por muy generales que sean, traten de extorsionar la voluntad popular expresada en las urnas con proclamas democráticamente inasumibles y legalmente sancionables. Tampoco es admisible que quien se proclama Jefe de los Ejércitos no les mande poner firmes y en una alocución absolutamente prescindible, banal y tópica diga: «los principios morales y éticos están por encima de las consideraciones personales o familiares». Igual que su antecesor: «todos somos iguales ante la Ley». Discursos manoseados, vacíos y fáciles. Lo peor es que aún hay quien espera algo de ellos. Como dice Sabino Cuadra Lasarte (no confundir con Sabino Fdez. Campos): «Hay pocas cosas que se me atraganten más que un rey hablando de ética y moral. Mucho más aún si, como es el caso, quien pontifica al respecto es un Borbón. Porque, vamos a ver, ¿hay alguna cosa más inmoral que ser jefe de Estado por meras razones genéticas y de sexo, que no por mérito, capacidad o elección alguna?»

Otros —los togados—se ciscan en uno de los principios del derecho: non bis in ídem y, después de una anulación de juicio dictada por el Tribunal Europeo, deciden, desoyendo lo que ha dictado un tribunal superior, repetir el juicio como es el «Caso Bateragune». Llama la atención que quienes se supone garantes de la ley y el orden vayan en contra del orden establecido al que se deben supeditar. Este gravísimo desacato es una muestra de su carácter porque se ponen por encima de los Derechos Humanos, del Estado de Derecho y de la Jurisdicción Europea. Siguen pensando que la Ley la hacen ellos, que ellos son la Ley y aplican el Derecho Penal del Enemigo. Para quien no sepa de qué va esto, el Tribunal Supremo Español dictó sentencia que se cumplió en su integridad pero recurrieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Este Tribunal les dio la razón y ahora el tribunal español ordena que se repita el juicio. Esto es primero volver a castigarles, segundo tratar de evitar una indemnización y por último marcar paquete para demostrar a ellos nadie les dice qué ni cómo.

 Derechos Humanos, Principios Éticos, Democracia, Justicia y Ley son términos que cuesta conjugar.