14/11/21

LA VAMPIRA DEL RAVAL

 COMENTARIOS AL RELATO LA VAMPIRA DEL RAVAL QUE PARTICIPÓ EN LA PROPUESTA DE «EL TINTERO DE ORO» DE ACUERDO CON LAS PREMISAS DEL CARTEL. EL TEXTO SE PUEDE LEER PUNCHANDO AQUÍ.





56 comentarios:

  1. En efecto, fue célebre truculencia para periódicos de la época, tipo "El Caso". En realidad siempre esconden cosas pasmosas tales habladurías sobre un fondo de verdad. Como bien se deduce de tu escrito histórico, es la punta del iceberg, y si supiéramos que atesora en su aberración no s quedaríamos descolocados. ¡Que tengas una muy buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, sí. Siempre hay una clase de periódicos que gustan de lo más escabroso. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola, Isan. Escalofriante la historia que nos has traído. De hecho, voy a buscar mas información sobre la protagonista de tu leyenda. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro. No se puede negar la vida truculenta de esta mujer. No hace falta inventar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un personaje que pone los pelos de punta. Nunca he sabido qué había de verdad y de mentira en todo ello, pero parece bastante cierto que secuestraba a niños indigentes. Hace muy poco se ha hecho una película sobre ella, la Vampira de Barcelona, creo que se titula, que, de momento, no he logrado ver.
    Un relato muy bueno, isan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª. Desconocía que hubiera una película. De hecho, desconocía la historia de esta mujer. Una persona que le comenté sobre el relato que debía hacer de una leyenda fue la que me sugirió esta historia. Gracias por parar por aquí.

      Eliminar
  4. ¡Qué historia nos has traído esta vez! Me dio curiosidad y he estado leyendo un poco sobre la tal Enriqueta, y es espantoso, desde luego.
    Lo has contado como si fuera una crónica de sucesos (lo que es), con ciertas dudas sobre las atrocidades no probadas (muchas de ellas), y ambientada en la Barcelona que bien dices entre modernista aburguesada como contrapunto a las cloacas de la miseria.
    ¡Tremendo!
    Un fuerte abrazo, Isan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isabel. Como le digo a Josep Mª, desconocía por completo a Enriqueta y su truculenta vida. Me pareció muy interesante y como había muchos datos y poco espacio, opté por hacer, como bien dices, en formato crónica que no deja de ser un relato. Un abrazo.

      Eliminar

  5. La prensa morbosa de la época se nutría de este tipo de historias, seguramente más leyendas urbanas que realidad, la mayoría de ellas. Conocí esta historia por la tv y años después, volví a saber de esta historia en la serie 'El Ministerio del Tiempo', que se puede ver en la web de RTVE, donde hay un capítulo que gira sobre esta historia. (https://www.rtve.es/television/20160502/enriqueta-marti-vampira-del-raval-no-fue-asesina-serie-ninos/1346860.shtml)

    Excelente micro. Saludos, Isan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayte. Lástima que no conociera este trabajo de TVE, porque lo habría aprovechado. Así que ahora le echaré un vistazo. Te agradezco el comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Isan, desde luego fue un asunto muy negro y cómo nos cuentas se tapó todo lo que pudiera salpicar a gente importante.
    Muy bien traída está historia a modo de crónica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Algel. Según la creencia popular parece que se tapó esa parte de la historia. Gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Isan! Con tu relato nos traes otra rama de las leyendas urbanas, como son todas las elucubraciones sociales que se generan ante determinados crímenes. La niña Madelaine, el niño pintor, el crimen de Alcáser, el de los marqueses de Urquijo... Cuando un crimen impacta a la sociedad cada uno de nosotros saca su Sherlock Holmes. En el caso de Enriqueta Martí, además, fue una figura que surgió en pleno auge del True Crime, las noticias de sucesos que se pusieron tan de moda en la Inglaterra victoriana donde arrasaban este tipo de ficción basada en asesinatos reales y todavía más con los crímenes de Jack El Destripador tan cercanos. Un excelente relato que nos deja el horror y las dudas sobre esos hechos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Tú siempre enriqueciendo y dando valor a los relatos. Michas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Isan
    Ambientado en otra época tu protagonista habría acabado en la hoguera, por bruja, hechicera o adoradora del diablo. Aquellas cazas de brujas hoy tienen su expresión en historias como la que cuentas, leyendas urbanas crueles y espeluznantes que se ensañan en determinado momento con algunas personas (si son mujeres siempre hay un plus) y que son llevadas al clímax del surrealismo jaleadas por un vulgo ávido de morbo e incomprensión. Excelente propuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Matilde. Creo que no podías haber expresado mejor esta realidad. Te agradezco el comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Isan, muy buen relato sobre un personaje que fue real (ya había yo leído algo sobre ella). El hecho de que las víctimas sean niños inocentes y que la tipa se los ofreciera a gente de la "alta sociedad" indigna y despierta sentimientos fuertes contra ello. Una leyenda en toda regla pues quedan ahí muchas dudas, muchas sospechas. Muy bien escrita. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. Es como dices, tratándose de niños para goce de los pudientes indigna más. Pero supongo que la mujer tendría sus traumas y locuras que, aunque no sean eximentes, podrían dar pistas de los por qué. Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Qué personaje más interesante nos presentas en tu micro, y al ser histórico, le agrega una cuota de horror. ¡Pensar que una mujer tan malvada pudo existir! Y es triste que sólo se haya podido demostrar una sola víctima, seguramente esto se deba a que su clientela era básicamente la clase acomodada de Barcelona, y ya saben que el dinero compra cualquier cosa, incluso la inocencia(o por lo menos, parte de esta).
    Me gustó mucho el relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cynthia. Ya lo creo que es interesante y peligrosa diría. Habría que estar en su época para entenderla y para conocer la verdad. Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Isan, muy duro en su contenido es el micro, pero tan espectacular y formidable como cualquier leyenda tenebrosa de un pueblo ávido de noticias espeluznantes y distracción.
    Lamentablemente por lo que se lee fue un hecho real, que aunque no lo fuera tanto como se cuenta, si hay perversidad en abusar de menores, aun solo fuera una sola niña, es condenable y censurable, por lo demás, hay tanto morbo detrás de lo que en apariencia es censurable....

    Lo narras como si fuera el vocero del pueblo quien contara la realidad de los hechos. Genial propuesta.

    Que tengas un buen resto de la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Una sola muerte sería mucho. Yo desconozco hasta dónde llega la verdad y empieza la fantasía, seguro que de todo habrá. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Tremendo micro, Isan. Muy doloroso porque tiene mucho de real. Una tragedia con muchos secretos escondidos que has contado muy bien y con un tono muy adecuado. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Me gusta que te guste aunque los hechos no gustan. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Vaya, Isan, esta historia es de las más truculentas que pueden adornar el panorama. Hay muchas de ellas, alguna de las cuales han pillado un eco tal que han estremecido hasta las grandes esferas. Lo malo de todo esto es los fines que estos actos aguardan, incluso para actividades sensacionalistas, dejando de lado a las pobres víctimas.
    Muy bien narrado y plasmado, Isan, un placer!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe. Por desgracia de vez en cuando sale una historia de estas que sacuden a la sociedad por la magnitud de lo que se hace o, tal vez, de lo que se exagera.
      Si ha quedado bien narrado, estoy satisfecho. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Espeluznante historia que no va muy alejada a una realidad urbana donde vampiros, brujas y hechiceras destruyen a los de mentes débiles. Buen aporte contado con letras sangrientas, pero una cruda realidad. Abrazos virtuales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raquel por leer y comentar. Un abrazo

      Eliminar
  16. Qué bien lo has narrado, entre lo que se dice, se comenta, va surgiendo el monstruo. Cuando piensas que el personaje existió realmente, te resulta espeluznante. ¡Qué horror!

    Un abrazo, Isan.

    ResponderEliminar
  17. Hola, María Pilar. Como se suele decir, la realidad supera la ficción. Y el horror añadiría yo. Gracias por pasar por aquí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me ha parecido un muy buen micro, Isan. A modo de crónica vuelves a traernos a la vida uno de los personajes más oscuros de esa Barcelona a caballo entre el siglo XIX y el XX. Muy bien narrado.y transmitido el sentir de aquellos años dónde las habladurías tenían valor de prueba procesal y los juicios del público adolecian de una falta de respeto a la presunción de inocencia. Muy buena leyenda urbana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carles. Me alegro que conocieras la historia. Supongo que será porque te toca de cerca geográficamente. Yo no la conocía hasta que me la sugirieron para participar en el reto. Me pareció fascinante. Lo malo es que 250 palabras dan para poco y al lado de la pluma había que tener la tijera. Te agradezco el comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Ostras o tenía ni idea. Vaya con Enriqueta... Que leyenda más terrible. Un placer leerte. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, a veces te encuentras con estas historias tan sorprendentes. Gracias por comentar. Un abrazo

      Eliminar
  20. Vaya retahíla de utilidades que se sacaban de los pobre niños secuestrados no me extraña que la enriqueta tuviera tanta demanda, cubierta de impunidad .
    Me encantó la frase:mentiras eclipsaron las verdades y los encubrimientos, las acusaciones.
    Sí se respira el sire húmedo y pegajoso de Jack el destripador
    Saludosss

    ResponderEliminar
  21. Hola, Gabiliante. Parece que por entonces la vida de un indigente se valoraba poco cuando de satisfacer gustos "refinados" se tratara. Me alegro que le hayas encontrado ese ambiente tipo Jack. Gracias por comentar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Isan. Así son las habladurías y maledicencias. Nos gusta hablar y opinar del vecino, y lo hacemos sin filtro alguno, incapaces de ver (algunas veces conscientes de ello) del mal que podemos llegar a hacer.
    Un buen trabajo, como siempre. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno. Qué mal hacen las habladurías y maledicencias como dices. Hay mucho trabajo por delante porque es un vicio incorregible. Me ha gustado tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  23. Pues es que el abuso a los ninos como ponerlos a pedir limosna.... el abuso sexual.... y todo eso siempre a ocurrido...ahora pues la vampira ya es un personaje Mitico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José por pasar y comentar. Tienes razón, lo utilización de los niños ha sido una constante. Un abrazo.

      Eliminar
  24. Hola Isan. Conocía la historia de Enriqueta, toda una leyenda negra en la ciudad Condal. En todos lados hay personajes siniestros. Muy buena la ambientación que le has dado en esa Barcelona de principio del siglo XX. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge. Yo hasta hace poco no tenía ni idea de su existencia, pero ahora resulta que era archiconocida esta historia. Me alegro de que te haya gustado la ambientación. Un abrazo.

      Eliminar
  25. Que terrible , da escalofríos pensar en lo que tenga de real esta leyenda.
    Muy bien contadas toda las situaciones
    Un abrazo Isan
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri por leerme. tienes razón, da escalfríos y seguramente es más leyenda que verdad. Un abrazo.

      Eliminar
  26. Hola, Isan! Malditas sean esas habladurías de vecindario que pueden llegar a destrozar la vida a una persona o a colgarles uno de tantos san Benitos falsos que ya las acompañaran durante toda su vida. Lo que verdaderamente da miendo de esta historia, es pensar en la cantidad de personas !limpias" que han sido juzgadas solo por la maldad y los cotilleos de los demás. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. Las malas lenguas abundan y son muy dañinas porque se empieza con poco y la ola se va agrandando y cuando se repite muchas veces va tomando cuerpo de verdad. Estoy convencido de que fue esto lo que terminó por rematar a la pobre Enriqueta.
      Gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  27. Hola isan , un relato truculento de verdad , es bueno
    la verdad es que no había oído esta leyenda urbana
    saludos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flor. Yo también desconocía la historia hasta hace poco. Un abrazo.

      Eliminar
  28. Hola Issan
    Tremendo relato, duro y desgarrador.
    Me ha gustado la forma de contar la historia, como si fuera un artículo periodístico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible la vida que llevó esta pobre mujer. Un abrazo.

      Eliminar
  29. Hola Isan. Bien traída como "leyenda urbana" muy cerca de los pliegos de cordel la historia de Enriqueta Martí.
    En su honor y de todas y todos los desgraciados que les tocó sobrevivir en aquella Barcelona de principios del siglo XX, aporto el fallo del juicio al que se vio sometida. (solo la parte de sentencia) sin más comentarios, porque tal como se dice los hechos hablan por sí solos. Es a lo único que pudieron llegar aquellos tribunales. Parece que fue suficiente para que aquella pobre mujer muriera en la cárcel, cuidada hasta el último momento pos sus compañeras, soportando como pudo , por lo menos dos enfermedades, que en aquellos tiempos eran condena a muerte sí o sí: Tuberculosis y cáncer de útero (muy probable).
    Aquí el fallo de la sentencia :
    Fallamos: Que debemos condenar y condenamos a la procesada Enriqueta Martí Ripoll en (sic)la pena de un año, ocho meses y veinte y un (sic) días de prisión correccional, accesorias de suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena en cuanto sea compatible con su sexo, multa de quinientas pesetas sufriendo por insolvencia el apremio personal equivalente, interdicción del derecho de tutela y pago de costas, declaramos serle de abono todo el tiempo sufrido por esta causa en prisión preventiva
    Lo dicho, muy oportuno el aporte y gracias por tener la oportunidad de contribuir un poco a la Historia que soporta la leyenda injusta como en esta ocasión.
    Un abrazo y salud

    ResponderEliminar
  30. Hola, Javier. Michas gracias por enriquecer con esta profusión de datos el relato. Lo cierto es que la pobra Enriqueta se merece un recuerdo por la vida dura que le tocó. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola, Isan. Entre leyenda y realidad este personaje pone los pelos de punta. Era la maldad personificada o una persona gravemente enferma con total falta de empatía ni sentimiento alguno hacia sus semejantes. Saludos. 🖐🏼

    ResponderEliminar
  32. Hola, JM Vanjav. Desde luego da mucho miedo una historia de esta naturaleza si realmente existió tal como se contó. Gracias por comentar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Yo también había leído algo de ese personaje, y como siempre ocurre en estos casos uno nunca sabe cuanto hay de verdad y cuanto de ficción en estas historias. En todo caso el relato es fantástico!

    ResponderEliminar
  34. Hola. La maledicencia de las gentes es infinita la hora de denigrar. Me alegro de que te guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar

No te cortes, este es tu sitio para expresar tu opinión