19/7/15

VIETNAM

No era mi intención pero ha pasado más de medio año desde que publiqué la última foto en este blog. Así que con gusto me voy de Marrakech donde la imagen se ha quedado seis meses fija y me traslado a Vietnam.

País este admirable y fascinante que no va a defraudar a quienes lo visiten ya que supera las expectativas por mucho que te lo cuenten. Lleno de contrastes, conserva lo mejor de sus tradiciones y, a su vez, se sabe adaptar rápidamente a lo más moderno de una sociedad avanzada. Todo ello hace que te entusiasmes desde el primer momento.

Las bicicletas, que eran el medio de transporte en el siglo pasado, han dado paso a las motos. Su capital Ho Chi Minh –nombre que algunos siguen llamándole Saigón como antiguamente-  con unos diez millones de habitantes, tiene pululando continuamente por sus calles cinco millones de motos  en un ordenado caos de circulación donde cruzar una calle no es apto para timoratos.

Sorprende que no odien a los norteamericanos –fantoches yanquis dicen aun en las explicaciones de lo que pasó- quienes les abrasaron con napalm y agente naranja hasta destrozar sus cosechas, sus bosques y dejar más de dos millones de personas con malformaciones. Tal vez la explicación está en que sienten el orgullo de haber ganado una guerra al todopoderoso EE.UU.

Llama la atención también que, pese a ser un país comunista, conserva creencias y prácticas religiosas muy arraigadas y eso se nota a simple vista por las calles, los templos y pagodas y también en los arrozales con los enterramientos.

No tienen ningún reparo en comer en cualquier sitio y a cualquier hora. Verlos en sus comercios o la calle con sus cuencos y sus palillos es lo más habitual.

Por último y quizás lo más importante, quiero destacar la amabilidad y simpatía de sus gentes. La confianza que transmiten que hace que a cualquier hora y en cualquier lugar sientas que puedes pasear con la tranquilidad de que lo puedes hacer con absoluta seguridad.

La foto representa para mí lo mejor de la tradición del país. El típico sombrero cónico hecho de palma y los cestillos a modo de balanza hecha de bambú donde transportan todo tipo de mercancías.


Se puede ver pinchando en la pestaña superior Imágenes.