18/5/11

EN FRAUDE DE LEY

     Cuando accedí al mundo laboral existían unas condiciones y una regulación legal determinadas. Entre ellas la edad a la que podía jubilarme, el periodo de años de cotización necesarios y los años para el cálculo de la paga. Yo acepté todas estas reglas de juego tal cual, más que todo porque no me quedaba otra. Ya me hubiera gustado a mi negociarlas. Constituye, por tanto, un contrato de obligado cumplimiento entre las partes.

     Pero ahora me han cambiado las condiciones -naturalmente a peor- sin preguntar. No ha habido negociación ni por mi parte ni por parte del resto de trabajadores y autónomos que aspiramos a una jubilación y por la que venimos cotizando de una determinada manera. Ni siquiera han puesto una cláusula de enganche. O de descuelgue. Los dos sindicatos firmantes tienen una representación en torno al 5 % de la población activa, por lo que no representan a nadie. Me los veo que, al firmar y sacar las manos de los bolsillos donde guardan los cuantiosos fondos que reciben del Estado, se les han caido los pantalones debajo de las rodillas, y andan intentando taparse sus verguenzas. Lástima que no sirva para que se tropezaran y se dieran el batacazo que merecen.

     Tengo para mi que este cambio unilateral de condiciones es ilegal. Existe un principio de seguridad jurídica que se ha roto y una irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables. Ya se que esta Ley no es una norma sancionadora, pero en la práctica lo es ¡y de qué manera! Alguien debería recurrir judicialmente esta Ley. Me viene al recuerdo una sentencia de 1989 del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional la tributación conjunta de las rentas familiares que venían impuestas por Ley y los Gobiernos de turno, tanto estatales como autonómicos, como los Tribunales intermedios, mantenían. La insistencia de un particular hizo que se tuvieran que cambiar varias leyes, y lo que es más importante, que tenía razón.

     Esto es trampa. Que me devuelvan el dinero.

MATRIMONIO Y/O PAREJA ESTABLE

En la declaración sobre la renta que, año tras año, llega inexorablemente por estas fechas, lo primero que hay que hacer constar es si se hace conjunta, separada o individual. Este hecho me vuelve a plantear siempre el mismo dilema ya que la casuística entre las de la opción conjunta es muy amplia pues en este concepto entran tanto matrimonios como parejas estables. Pareja y estable, dos conceptos que hay que analizar.

         Con el matrimonio no hay problema ya que hay un acuerdo legal refrendado por un registro. Vale. Pero lo de pareja estable me vuelve loquito. ¿A qué nos referimos con estabilidad? ¿A que llevan un tiempo viviendo juntos? La legislación habla de un año pero se puede acreditar la convivencia por cualquier medio admitido en derecho. ¿A que no riñan? ¿A que tengan ingresos bastantes? ¿Un matrimonio no es pareja estable si no llevan un tiempo? ¿Por qué un matrimonio con un día de duración tiene más derechos que una pareja con casi un año?

         Pareja estable es el matrimonio, los que están inscritos en el registro de parejas de hecho y los que no lo están. Y aquí es donde entra todo quisque. Una tía y un tío, dos tías, dos tíos, dos amigos con derecho a roce, los concubinos para los religiosos, dos viudos arrejuntados. Cualquier combinación es posible con la única condición de que sean dos personas humanas. Porque puedes hacer la declaración conjunta con tu vecina del 3º o con uno que pasaba por allí. ¿Cómo pruebas que la pareja es estable o no lo es? ¿Cómo pruebas que hay relación afectiva análoga a la matrimonial, como dice la Ley? O mejor, ¿cómo prueban que no hay convivencia?

         Yo nunca he entendido lo de las parejas de hecho. Hace años, cuando el matrimonio tenía que pasar por la Iglesia y era para siempre, sin posibilidad de divorcio, hubiera entendido que no quisieran casarse. Estas parejas no se apuntan en el registro de matrimonios pero sí en el de parejas para obtener el mismo reconocimiento o beneficio. ¿No es el mismo trámite? ¿No son ambas parejas de hecho y/o estables? Es más, posiblemente si no te casas tienes que realizar más trámites legales y registrales para obtener lo mismo que con el matrimonio, que se realiza en un solo acto.

Ya puestos a divagar, ¿por qué tiene que ser siempre una pareja? ¿Y por qué no un trío? O una comuna. O…