10/12/10

SUEÑOS ROTOS

Sorprende el estado oficial de alarma creado como consecuencia de la huelga encubierta de los controladores aéreos.

No han sido necesidades económicas, el paro, el incremento de impuestos, los recortes del estado de bienestar o todas esas cosas que crean alarma real en personas y/o colectivos. No, ha sido algo tan ´prescindible´como el dinero de un viaje unido a la ilusión de unas vacaciones.

Parece que influyen más los sueños rotos de las personas afectadas que el paro de 4´5 millones, que la angustia de la violencia de género, la inseguridad de un puesto de trabajo, etc.

Tal vez la clave está en que este estado se ha producido como una ciclogénesis explosiva.