11/11/18

El universo de los certámenes literarios


El mundo de los concursos literarios, certámenes, relatos, cuentos, narraciones, es inmenso. Tanto, que es inabarcable. El premio también diverso. Desde la simple mención hasta la dotación económica importante. Participar en ellos “es como rascar, todo es empezar”, porque se le coge gusto. Luego te das cuenta de que ese maravilloso relato que habías mandado “con muchas posibilidades”, no deja de ser uno más que pasará directamente a la papelera de quien hace el escrutinio. Entre tanto ha habido una idea a la que se la ha ido dando forma con investigación y trabajo, pero, sobre todo, ha habido ilusión, pasión, interés y satisfacción por el resultado. Mejorable como todo, desde luego. Diría que es una actividad enriquecedora y divertida, sobre todo para quienes no nos va la vida en ello y nuestras aspiraciones en este campo son modestas. 

Ayer de casualidad encontré uno de estos concursos organizado por Zendra e Iberdrola con ocasión del día de los muertos. También casualmente estaba ultimando un relato que cumplía las condiciones. Como quiera que se juntan la ocasión y el pecado, “en exclusiva primicia mundial” publico este relato en mi blog, ya que la publicación en Internet es requisito imprescindible para optar al premio. Se puede leer pinchando aquí o en la pestaña superior RELATOS BREVES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario