3/10/15

CONEXION PEOPLE

Si a mi viaje a Marrakech le dediqué cuatro fotos, con Vietnam y Cambodia es obligado que meta una más. Fue más tiempo, más país y más impactante. En definitiva más viaje.

Esta es la última. La  saqué en Angkor Wat, Cambodia, al lado del monumento religioso más grande del mundo, datado en el siglo XII, entre vegetación tropical exuberante y jemeres rojos reciclados en pacíficos comerciantes.

Ya sabemos que por estos lares están a la última en cuanto a telefonía móvil, pero lo de la electrificación parece que les pilló con el paso cambiado. O, tal vez, será la forma de ordenación lógica de una mente oriental. Ya comenté que esa mirada de ojos rasgados denotaba una mente en continuo análisis.

El resultado es la foto que se puede ver pinchando en la pestaña superior Imágenes. No es una imagen excepcional. Todas las esquinas están llenas de postes semejantes. De hecho alguna marca de ropa avispada lo ha reflejado en sus camisetas. No mi foto –naturalmente- sino alguna similar.