29/3/11

MÁXIMO COMÚN DIVISOR VERSUS MÍNIMO COMÚN MÚLTIPLO

Se acercan las elecciones y, hoy más que nunca, se vislumbra una sopa de letras difícil de digerir de una sentada.

En un primer bloque podemos agrupar a Unión del Pueblo Navarro, Partido Popular, Derecha Navarra y Española y Unión Progreso y Democracia.

Un segundo bloque estaría constituido por Convergencia de Demócratas de Navarra, Partido Socialista Obrero Español, Izquierda Unida unión con Batzarre y Socialistas independientes (descontentos del PSOE).

En el tercero irían Nafarroa Bai (agrupación de Aralar, Partido Nacionalista Vasco, Hamaikabat, si hay, e independientes), y la agrupación -aun sin nombre- entre Eusko Alkartasuna, Sortu y Alternativa.

Quedaría un cuarto grupo de restos como Partido Canábico, verdes y ecologistas varios, Falanges, Carlistas, Comunistas, etc. muy heterogéneos y de imposible conjunción, que cuentan poco pero que esos votos podrían decidir que un escaño vaya en una dirección u otra.

Todo esto me recuerda el dilema que tenía cuando de pequeño estudiaba matemáticas, entre el Máximo Común Divisor (comunes con su menor exponente, es decir, el nº más grande que permite dividir esos números) y el Mínimo Común Múltiplo (comunes y no comunes con su mayor exponente, es decir, el menor nº múltiplo de todos ellos). No sabía qué era más o qué menos, qué era ´mejor` o ´peor` y, sobre todo, para qué servía. Sabía que, en ambos casos, el procedimiento era descomponer en números primos, y esto se hacía dividiendo.

Aplicando las matemáticas a la política, alguien se ha hecho un lío. Le sonaba lo de la división y lo ha llevado hasta el final. Puede que algún otro sabía bien lo qué se hacía y lo ha aplicado con la precisión de un cirujano. En ambos casos con el mismo resultado.

No voy a especular con quien sale beneficiado de esto, pero intuyo que si cualquiera de los bloques fuera unido crearía lo que se denomina sinergia. Máxime teniendo en cuenta que el sistema de reparto de escaños -Ley Don´t- favorece a los bloques mayoritarios. Pero claro, todos quieren medir sus fuerzas. Ver quién la tiene mas larga. De esta manera podrán imponer sus criterios de cara a futuras alianzas o vengarse por rencillas pasadas.  


           


           

21/3/11

LOS ADITAMENTOS DEL ARTE

            Mi primera idea para este post era hablar de mi blog situándome fuera a modo de espectador. Qué es, qué transmite y qué pretende. Bueno, pretender no pretendo nada ya que, como digo en el subtítulo, este es un blog sin pretensiones. Aunque debo hacer una precisión. En el fondo todos pretendemos algo, si no trascender, sí comunicar o, al menos, la satisfacción personal de lo hecho. Quería analizar qué subyace en el fondo, cuales son mis motivaciones. La ética y la estética, el fondo y la forma.

            Luego me ha parecido una chorrada hacerlo. Es lo que es, sin darle más vueltas. Lo comparo con otros y lo encuentro basurilla, pero es mi basurilla y, de momento, me divierte. Podía haber dicho: El autor propone un recorrido intimista por la realidad. Pretende escudriñar sus entresijos porque contemplarla pasivamente no es suficiente. Y este acercamiento de manera intuitiva produce una conmoción subjetiva, personal, que nos permite aprehender su valor y quedar atrapados en una red virtual (telaraña), lo que nos obliga a reconstruir los fragmentos proyectados en nuestro  monitor a modo de palabras que se transforman en ideas. Pero la imagen se desvanece una y otra vez  de manera que se establece una vinculación emocional relacionada directamente con la sensibilidad del lector y que origina una complicidad de la que será difícil desprenderse.

            Incluso podría haber derivado por algo un poco mas surealista: Uno de los valores añadidos de este blog es que la interpretación del mensaje por el lector puede que no esté de acuerdo con las intenciones del autor, incluso cuando el lector es el propio autor. Aún diría más. No estoy seguro de que no vaya a negar que no pretenda ser nada contrario a la experimentación en el arte, pero tampoco voy a dejar de afirmarlo.

            Bueno, al final lo que he hecho ha sido algo que tenía ganas de hacer hace tiempo He tomado fragmentos de aquí y de allá, y he construido esta entrada para reírme un poco de esos comentarios o elucubraciones que a modo de análisis vienen acompañando generalmente a algunas obras de arte de muy difícil interpretación. Vamos, de las que dices “eso lo hago yo” y que necesitan toda esa justificación literaria para poder valorarlas, entenderlas o darles el empaque que por sí solas no se les aprecia; que no tienen valor en sí mismas y para ser algo necesitan esos aditamentos. Me resulta difícil de digerir como obra de arte algo que te tienen que explicar. Viendo los objetos cotidianos que se suelen exponer en las denominadas instalaciones, sobran los museos, pues todo eso está a nuestro alrededor. Comprendo que es complicado inventar cosas nuevas con calidad suficiente, pero eso no justifica colocar  p.e. un caballo despanzurrado y abierto en canal, o un montón de chatarra. La pista que me da de que eso no vale nada, en que luego se destruye. Y que me perdonen los artistas por las ganas de innovar que ponen. Tal vez más que innovar lo que habría que hacer es decir algo nuevo, nuevo en cuanto que es algo mio.

           Reconozco mi ignorancia en materias de arte e `instalaciones´ varias , pero no quiero dejar de decir lo que pienso. Me viene al recuerdo el cuento del traje del rey.

          Me da que donde está el verdadero arte de los autores de estas obras no es en materializarlas, sino en conseguir que las cuelguen en las paredes de un museo.