17/9/11

LA EXPRESIÓN DE LOS SENTIMIENTOS

Caso 1:

Las reacciones ante un acontecimiento inesperado pueden ser de lo más sorpresivas.

 La muerte del perro yo creía que iba a devenir en tragedia prolongada, pero, quitando el primer momento inicial de locura tras el atropello, ya no se ha vuelto a comentar nada. Parece como si nunca hubiera existido. Está claro que cada uno lo siente y lo expresa a su manera. Cada uno nota esos detalles de su ausencia, esos momentos en los que hubiera hecho tal o cual cosa. Supongo que habrá que dar un tiempo para interiorizarlo y asimilarlo.

            Esto de poner un animal en tu vida no me gusta. Te crean sujeciones físicas, económicas y emocionales, dependencias y limitaciones que no creo que compensen con las alegrías, satisfacciones o compañía que te dan. Además es seguro que desaparecerán antes que tú y que no harán nada por ti cuando lo necesites, no pueden.

A pesar de que el perro, la perra, no era mía, el verano en el pueblo nos hacía pasar dos meses juntos. Echo en falta esa disposición que tenía Eki cuando yo me preparaba para realizar algún trabajo. Venía conmigo inquieta, mirándome, intentando adivinar el lugar -el pozo, la huerta, los aspersores- y anticiparse. Siempre le decía cuánto me gustaba el entusiasmo y la voluntad que ponía y de lo poco que me servía esa ayuda:
    
 -Ya me gustaría que llevaras esa carretilla o que pasaras el cortacésped-, solía decirle.

Se limitaba a sentarse cerca, a ser posible a la sombra. A mi esa compañía me  bastaba. Cuando la sacabas a pasear era la locura. Y cuando le llamabas acudía veloz, como en la última carrera al cruzar la carretera.

Al día siguiente, cuando me deshacía del cuerpo, -como dice Pedro Navaja en la canción, no hubo curiosos, no hubo preguntas, nadie lloró-  no pude evitar decirle:

-Aquí estas como siempre a mi lado, pero, como siempre, el trabajo me lo llevo yo.



Caso 2:

Infinitamente más dolorosa y desgarradora es la muerte de un hijo. Ha ocurrido estos días. Adi un chaval de 17 años –esto lo dice todo- volvía a casa por la noche en bici y le atropella un coche. Para unos padres semejante tragedia tiene que destrozar su vida.

Yo creo que no podría sobreponerme nunca. Qué difícil tiene que ser asimilarlo, recordarlo, comentarlo y vivir con ello el resto de tu vida.




Caso 3:

El otro día una jovencísima madre sentada en el banco de unos jardines cerca de mi casa, estaba amamantando a su recién nacida criatura.

Vi en su mirada esa expresión de ternura que muy pocas veces he visto y me recordó la de mi esposa con el primer hijo cuando salía de dar a luz.

Lo expresaba todo sin palabras: emoción, fragilidad, protección, amor.

Leí en sus ojos que decía:

-Felicítame, soy la persona más feliz del mundo.

6/9/11

ELECCIONES 20N

            Después de unos años y unas cuantas elecciones insustanciales y anodinas, el circo electoral se ha puesto en marcha y, al menos esta vez, promete diversión y, además, el empacho va a durar poco, apenas 3 meses, cosa que siempre se agradece para que el hartazgo no se convierta en enfermedad mórbida.

            A la derecha, con pantalón azul, defendiendo el título, está UPN-PP. A la izquierda con pantalón rojo, está el aspirante, Nabai-Bildu. Deambulando por el cuadrilátero, con los pantalones bajados, está el PSOE. Intentando subir están Izquierda-Ezkerra y alguna otra novedad de última hora que seguro que habrá.

            La COSA (res populi) está liada. Hay 5 escaños a repartir y tomando los resultados de las últimas elecciones, unos márgenes lo suficientemente estrechos como para que una leve variación de voto en mil arriba o abajo, pueda suponer un premio incrementado del cien por cien. Es decir, de obtener uno o dos -incluso tres- parlamentarios. O a la inversa.

            La presidenta de la derecha foral quiere concurrir con la derecha española, como ya lo hiciera antaño. Acuerdo que rompió por asegurarse el poder. UPN es consciente de que el PP va a arrasar en España y ese tirón se notará en Navarra, especialmente en sus carnes. Si van separados le quitará el suficiente número de votos para que cada uno de ellos obtenga un escaño. Yendo juntos no se nota el bajón de UPN y sacan dos, que incluso pueden ser tres dependiendo de si se unen y cuantos en el otro bloque. Ante semejante pastel lo de que vienen los vascos se me antoja una excusa. Van a ir unidos seguro.

            La zona abertzale viene más revuelta. La suma de Nabai y Bildu con los votos obtenidos en las pasadas elecciones, superaría a UPN si concurre en solitario. El reparto sería Nabai/Bildu 2, UPN 1, PP 1, PSOE 1. Pero la arrogancia de la izquierda aberzale oficial y el temor a que se los coman, unido a cuestiones personales y otras menores, hace que no todos los de Nabai quieran esta unión. PNV el primero. Dependerá de cuántos votos arrastran estos discrepantes para que esa unión, que se hará, obtenga uno o dos escaños. En cualquier caso con pocos votos de diferencia.

            Los del PSOE ni están ni se les espera. A lo más que pueden aspirar es a que con estas movidas les pueda caer algún voto. Bastante harán con mantener el tipo. Bajarán en votos y mantendrán su Diputado.

            Los de Izquierda-Ezkerra esperan recoger algo de la caída libre de los anteriores. Incluso se podría intentar una alianza con los disidentes del grupo abertzale, lo que les daría opciones, pero el PNV no lo va a consentir.

            Los próximos días se irá despejando el ambiente y veré si mis cábalas se cumplen, pero por desgracia lo que todo esto tiene de divertido no lo tiene de ilusionante, porque los políticos, todos, al final, siempre, siempre, decepcionan.