11/1/11

ALTO EL FUEGO GENERAL,PERMANENTE Y VERIFICABLE

Apenas han pasado 24 horas del comunicado de ETA anunciando el alto el fuego y quiero hacer este post al hilo de las primeras reacciones políticas que no se han hecho esperar, como no podía ser menos.

Mi primera sensación es que estoy profundamente decepcionado. No decepcionado por el comunicado, que es justamente lo que desde todos los ámbitos estaban pidiendo, sino por el nivel de las reacciones suscitadas. Algunas, digamos que en su línea de siempre, porque no pueden cambiar su discurso comprendiendo su hartazgo y todos los epítetos que quieras añadir. Pero de los políticos hay que esperar algo más. Su deber es afrontar esta nueva situación que se abre con altura de miras, pero me temo que no quieren hacerlo porque entre la casta política abunda la mediocridad, los intereses crematísticos en otros y ese valor supremo que es la sagrada unidad de España planeando siempre que se tocan estas cuestiones. Puede que alguno que sabe de qué va la cosa se lo esté tomando como una pose inicial.

Para no cambiar nada como dicen, se está hablando mucho. Y lo que se hablará. No puede ser que los políticos digan que este comunicado no cambia nada, que es más de lo mismo. Cualquiera que esté medianamente interesado e informado –y los políticos tienen el deber de estarlo- sabe que esto es irreversible. Otra cosa es que no interese o que queramos más. La nueva situación es infinitamente mejor que la anterior, si no que se lo pregunten a los amenazados, a los extorsionados y a los eventuales objetivos. No merece la pena extenderse más ante lo obvio. No se puede estirar la cuerda para intentar conseguir más o para alargar el conflicto a mis intereses. Es un juego peligroso porque la cuerda se puede romper o se puede volver contra uno como una goma. A no ser que ya esté todo hablado, que me extrañaría que no fuese así, y solo se están observando los adjetivos calificativos que empleamos y los tiempos.

Cierto que la organización sigue existiendo, que tienen armas y capacidad y que puede ser una decisión reversible, pero no se puede pedir todo ya. El arsenal hay que ir sacándolo poco a poco y con seguridad. A los presos no se les puede dejar tirados. Los militantes se tendrán que ´recolocar`. Y otras muchas cuestiones que habrá que ir negociando, si, negociando.

Otra cuestión importante es el de las condenas y los perdones. Habrá que hablarlo con quien sea y en qué términos. Pretender como exigen algunos que ahora mismo se entreguen, se declaren culpables, se arrepientan de todos sus pecados, pidan perdón y se les encierre para el resto de sus días, es de ilusos o no pisar la realidad. Ellos ya saben que su actividad criminal no está bien. Lo saben desde que comenzaron.

Esto es el principio del fin. No es una declaración de rendición, por tanto no se puede exigir que digan todo lo que uno quisiera. En otras circunstancias históricas similares las condenas han brillado por su ausencia. Me refiero a la sublevación del 36, a los guerrilleros de cristo rey, a la guerra sucia o a los GAL. Y, a propósito de este grupo, jamás emitieron un comunicado de disolución los unos y de condena los otros en los términos que ahora se exige. Incluso se admite sin rechistar el estilo chulesco y arrogante mostrado últimamente por Felipe González.

Estoy convencido de que este paso, los que se han dado y los que, sin duda, van a seguir produciéndose, señalan una voluntad clara de acabar con la violencia. Apuestan por un final irreversible. Han renunciado al liderazgo y dejan en manos de otros la resolución del verdadero conflicto que, más pronto que tarde se tendrá que afrontar: Autodeterminación y territorialidad.

 Me apetece terminar –aunque peque de cursi- con el recuerdo de mi canción preferida “imagine” de John Lennon y su mensaje “una oportunidad para la paz” y con Joan Manuel Serrat: “Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti”. Pues eso.

7/1/11

EL TABACO COMO CORTINA DE HUMO

Con la Ley antitabaco nos encontramos con un asunto de libro, nunca mejor dicho. Para ser mas precisos, del libro de Noam Chomsky sobre las 10 estrategias de la manipulación mediática.

La primera es la de la distracción. Consiste en desviar la atención del público de los temas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

Esta Ley pilla en el momento oportuno. No se habla de otra cosa. Así es que, ya metidos en el tema, me lanzo a dar mi opinión.

Algunos dicen que, puestos a prohibir, que se haga totalmente. Yo pienso lo contrario. Cada uno es muy libre de maltratar su cuerpo como quiera. Además crearíamos un mercado mego peligroso y descontrolado. Lo que hay que prohibir, y es lo que esta Ley persigue, es molestar a los demás. Quien quiera puede fumar, pero no lo puede hacer en cualquier circunstancia y lugar, que es el ´derecho` que algunos fumadores esgrimen, añadiendo que ir a los bares es voluntario. Hoy en día ya nadie se cuestiona fumar en un hospital, en un aula, en una iglesia o en el cine. Pues fumar en un bar es exactamente igual. Tan voluntario es ir a un sitio como a otro. Tan público uno como otro. ¿Qué cambia?: que ya nos hemos acostumbrado. Porque las molestias son las mismas en un sitio o en otro. Si no, los no fumadores no podríamos salir de casa. Los que reivindican la libertad de fumar en un bar, se deberían imaginar qué les parecería que alguien les tocara una vuvuzela en la oreja durante el tiempo que dura un pitillo; o que se mearan en su calle, permítaseme lo escatológico del ejemplo, o en su piscina acogiéndose al mismo derecho de libertad de ellos y con el mismo argumento de que se pueden ir a otro bar, otra calle o a otra piscina si les molesta.

Dejaría el tabaco como droga legal y legalizaría las demás. Prohibiría terminantemente añadir aditivos en la elaboración del tabaco, especialmente los que crean adicción. Implementaría a una fuerte campaña de concienciación de que las drogas matan o, al menos, son perjudiciales para la salud. Todo ello con vistas a su erradicación total. El estado seguiría recaudando impuestos, que falta le hace (en parte para atender a los enfermos por esta causa) y, después de un tiempo, estas medidas ahorrarían en gasto sanitario y seguramente crearía puestos de trabajo y/o aumentaría la productividad. Y ya de paso, desaparecería el lamentable espectáculo que ofrecen algunos fumando compulsivamente a las puertas de los trabajos.

Y volviendo al principio, me imagino a alguien contemplando las volutas de humo de su puro habano, con una sonrisa socarrona, mientras pertrecha la siguiente fechoría para seguir distrayendo al personal..

6/1/11

UNA LIMOSNITA, POR FAVOR

Cuando era pequeño aparecían cíclicamente por nuestro entorno unas huchas con asa, una con cabeza de niño chino y otra de negro. Tenían una ranura en la parte superior para que fuéramos depositando lo poco que podíamos a base de estirar nuestra exigua paga. Para ayudar a los chinitos, decían.

Parece ser que, monedita a monedita, aquella ayuda ha cundido, los chinitos han crecido y ahora su viceprimer ministro, Li Keqiang, viene a rescatar la maltrecha economía europea comprando deuda española, como lo ha hecho con Grecia y Portugal, firmando contratos por varios miles de millones de euros en sectores tan estratégicos como la banca, la energía, las telecomunicaciones, el turismo o el transporte.

La diferencia es que nosotros dábamos nuestra ayuda desinteresadamente. Ellos compran y prestan con intereses.